lunes, 31 de agosto de 2015

BEATIFICARÁN A OBISPO DECAPITADO POR MUSULMANES EN GENOCIDIO ARMENIO HACE 100 AÑOS


Beatificarán a Obispo decapitado por musulmanes 
en genocidio armenio hace 100 años

El Obispo Flaviano Michele Melki. Foto Wikipedia dominio público




ROMA, 26 Ago. 15 / 07:10 am (ACI).- El Obispo siro católico Flaviano Michele Melki, martirizado durante el genocidio armenio de hace 100 años, será proclamado beato el sábado 29 de agosto, durante una liturgia solemne programada en el convento patriarcal de Nuestra Señora de la Liberación en Harissa en el Líbano.

La ceremonia de beatificación estará presidida por el Patriarca siro católico Ignatius Youssef III y en ella participarán numerosos patriarcas y jefes de las iglesias cristianas de Oriente provenientes del Líbano, de Siria y de Irak, informa la agencia vaticana Fides.

El decreto de beatificación será leído al inicio de la divina liturgia por el Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

El pasado 8 de agosto, el Papa Francisco aprobó el decreto que reconoce el martirio del Obispo.

En declaraciones a Fides, el sacerdote siro católico Nizar Seman dijo que “hace mucho tiempo que no se proclama a un beato de nuestra Iglesia” y “el Obispo Melki será el primero de los mártires siro-católicos de aquel Genocidio en ser elevado a la gloria de los altares; pero su beatificación es un regalo para todos los cristianos de Oriente”.

“En estos tiempos de nuevas tribulaciones –añade el P. Nizar– su figura nos muestra la fe luminosa con la que vivió la terrible persecución de hace cien años, puede dar esperanza y valor a todos los bautizados”.

“Oramos para que por su intercesión todos reciban ayuda para profesar la fe en Cristo en los países de Oriente Medio, y para que también los líderes políticos y militares sean iluminados para tomar los caminos que conducen a la paz”, concluyó.

Flaviano Michele Melki fue asesinado el 29 de agosto de 1914 en Djézireh en la actual Turquía, durante las masacres perpetradas contra los armenios y miembros de otras comunidades cristianas por instigación de los Jóvenes Turcos, conocidas como el genocidio armenio.

Melki nació en 1858 en Kalaat Mara, un pueblo al este de Merdin. Fue ordenado Obispo de Gazarta en 1913. Vivía en la pobreza extrema y llegó incluso a vender sus vestiduras para ayudar a los pobres.

En el verano de 1915, mientras se encontraba fuera de su diócesis decidió regresar rápidamente a su sede episcopal después de enterarse de que la violencia en esa ciudad también era contra sus feligreses.

Fue detenido por las autoridades otomanas el 28 de agosto junto con el Obispo caldeo de la misma ciudad.

Según relatos de testigos reportados por fuentes musulmanas, los dos obispos fueron asesinados por negarse a renunciar a su fe y convertirse al Islam. Michele Melki fue torturado hasta la muerte y luego decapitado.

HOY HAY MÁS MÁRTIRES CRISTIANOS QUE EN LOS PRIMEROS SIGLOS, DICE EL PAPA FRANCISCO


Hoy hay más mártires cristianos que en los primeros siglos, 
dice el Papa

Papa Francisco. Foto: Bohumil Petrik / ACI Prensa.




VATICANO, 30 Ago. 15 / 10:12 am (ACI/EWTN Noticias).- El Papa Francisco reiteró hoy su llamado a la comunidad internacional a hacer algo para frenar la persecución que sufren los cristianos en todo el mundo, particularmente en Medio Oriente.

En sus palabras posteriores al rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro, el Santo Padre recordó que ayer fue proclamado Beato el Obispo siro-católico Flaviano Michele Melki, asesinado por odio a la fe hace exactamente 100 años, en el inicio del genocidio armenio a manos de musulmanes de la actual Turquía.


El nuevo Beato, destacó el Papa, “en el contexto de una terrible persecución de los cristianos, era un incansable defensor de los derechos de su pueblo, instando a todos a permanecer firmes en la fe”.

“Incluso hoy, queridos hermanos y hermanas, en el Medio Oriente y otras partes del mundo los cristianos son perseguidos. Hay más mártires que en los primeros siglos”, lamentó.

Francisco expresó su deseo de que la beatificación del Obispo Melki inculque en los cristianos perseguidos “consuelo, valor y esperanza, pero que también estimule a los legisladores y los líderes del gobierno, para que sea garantizada la libertad religiosa en todo el mundo”.

“Y le pido a la comunidad internacional hacer algo para poner fin a la violencia y el abuso”, finalizó.

ÁNGELUS DEL PAPA FRANCISCO:¿CUÁL ES MI TESORO? - DOMINGO 30 DE AGOSTO 2015


El primado del corazón
Angelus del Papa en el 22o. domingo del Tiempo Ordinario: ¿Cúal es mi tesoro?. 30 de agosto de 2015
Por: Papa Francisco | Fuente: es.radiovaticana.va 




Queridos  hermanos  hermanas, buenos dias

El Evangelio de este domingo presenta una disputa entre Jesús y algunos fariseos y escribas. La discusión se refiere al valor de la «tradición de los antepasados» (Mc 7,3) que Jesús, refiriéndose al profeta Isaías, define «preceptos de hombres» (v. 7) y que jamás deben tomar el lugar del «mandamiento de Dios» (v. 8). Las antiguas prescripciones en cuestión comprendían no sólo los preceptos de Dios revelados a Moisés, sino una serie de dictámenes que especificaban las indicaciones de la ley mosaica. Los interlocutores aplicaban tales normas de manera más bien escrupulosa y las presentaban como expresión de auténtica religiosidad. Por lo tanto, recriminan a Jesús y a sus discípulos la transgresión de aquellas, de manera particular las que se referían a la purificación exterior del cuerpo (cfr v. 5).  La respuesta de Jesús tiene la fuerza de un pronunciamento profético: «Ustedes dejan de lado el mandamiento de Dios, por seguir la tradición de los hombres» (v. 8).  Son palabras que nos colman de admiración por nuestro Maestro: sentimos que en Él está la verdad y que su sabiduría nos libra de los prejuicios.

Pero ¡atención! Con estas palabras, Jesús quiere poner en guardia también a nosotros, hoy, del considerar que la observancia exterior de la ley sea suficiente para ser buenos cristianos. Como en ese entonces para los fariseos, existe también para nosotros el peligro de creernos en lo correcto, o peor, mejores de los otros por el sólo hecho de observar las reglas, las usanzas, también si no amamos al prójimo, somos duros de corazón, somos soberbios y orgullosos. La observancia literal de los preceptos es algo estéril si no cambia el corazón y no se traduce en actitudes concretas: abrirse al encuentro con Dios y a su Palabra, buscar la justicia y  la paz, socorrer a los pobres, a los débiles,  a los oprimidos. Todos sabemos: en nuestras comunidades, en nuestras parroquias, en nuestros barrios, cuánto daño hacen a la Iglesia y son motivo de escándalo, aquellas personas que se profesan tan católicas y van a menudo a la iglesia, pero después, en su vida cotidiana descuidan a la familia, hablan mal de los demás, etc.  Esto es lo que Jesús condena porque es un antitestimonio cristiano.

Continuando con su exortación, Jesús focaliza la atención sobre un aspecto más profundo y afirma: «Ninguna cosa externa que entra en el hombre puede mancharlo; lo que lo hace impuro es aquello que sale del hombre» (v. 15). De esta manera subraya el primado de la interioridad, el primado del “corazón”:  no son las cosas exteriores las que nos hacen o no santos, sino el corazón que expresa nuestras intenciones, nuestras elecciones y el deseo de hacerlo todo por amor de Dios. Las actitudes exteriores son la consecuencia de lo que hemos decidido en el corazón. No al revés. Con actitudes exteriores. Si el corazón no cambia, no somos buenos cristianos. La frontera entre el bien y el mal no pasa fuera de nosotros sino más bien dentro de nosotros, podemos preguntarnos: ¿dónde está mi corazón?  Jesús decía: “tu tesoro está donde está tu corazón”. ¿Cúal es mi tesoro? ¿Es Jesús y su doctrina?  Entonces el corazón es bueno.  O el tesoro ¿es otra cosa? Por lo tanto, es el corazón el que debe ser purificado y debe convertirse. Sin un corazón purificado, no se pueden tener manos verdaderamente limpias y labios que pronuncian palabras sinceras de amor - todo tiene un doblez, una doble vida-, labios que pronuncian palabras de misericordia, de perdón. Esto lo puede hacer solamente el corazón sincero y purificado.

Pidamos al Señor, por intercesión de la Virgen Santa, darnos un corazón puro, libre de toda hipocresía. Este es el adjetivo que Jesús da a los fariseos:  “hipócritas”, porque dicen una cosa y hacen otra. Un corazón libre de hipocresía,  para que seamos capaces de vivir según el espíritu de la ley y alcanzar su finalidad, que es el amor.

Traducción del italiano: Raúl Cabrera - Radio Vaticano

martes, 25 de agosto de 2015

PAPA FRANCISCO EN ORACIÓN COMO UN SIMPLE FIEL EN MISA EN MEMORIA DE SAN PÍO X


Papa Francisco en oración como un simple fiel 
en misa en memoria de san Pío X
¡Sorpresa! El Papa sentado en la sillas en la basílica vaticana participó como cualquier devoto a la misa de los cien años de la muerte del santo pontífice





En el día de la memoria de san Pío X, el pasado viernes 21 de agosto, el Papa Francisco, como un simple fiel, visitó por sorpresa la Basílica de San Pedro, en ocasión de la misa por el centenario de la muerte del santo pontífice, Giuseppe Melchiorre Sarto, sepultado en el Vaticano. Francisco, como cualquier devoto, se sentó al margen de la primera fila mientras se oficiaba la eucaristía matutina.

“He rezado delante de la tumba de san Pío X por todos los catequistas encomendándolos a su protección, así como hacía cada año en la Argentina por la jornada de los catequistas”, dijo Francisco. 

Monseñor Lucio Bonora, estudioso de la obra del santo, acompañado de dos sacerdotes celebrantes de la secretaria de Estado y de dos sacerdotes malteses, se sorprendió al ver al Papa en primera fila durante la celebración.

El Papa, para evitar el embarazo y la sorpresa del celebrante, le invitó a iniciar la misa. “Después de la misa, el Santo padre me ha explicado que esta mañana temprano había ya celebrado, pero que, al llegar a la Basílica para una oración de devoción a Papa Pío X, ha decidido quedarse junto a los setenta fieles presentes”, contó al diario de la Santa Sede, L’Osservatore Romano.

El Papa saludó emocionado a monseñor Bonora, oficial de la secretaría de Estado, fuera de la basílica vaticana, quien había apenas celebrado la misa. “Ha sido un momento emocionante y conmovedor casi en familia”, dijo Bonora.

Hace cien años, en la noche del 20 al 21 de agosto 1914, pocos días después del inicio de la Primera Guerra Mundial, moría el Papa san Pío X. Un Papa que ha pasado a la historia por su catecismo, apenas siendo un joven capellán; lo escribió para ayudar a los campesinos, para inculcarles principios de comportamiento, económicos e higiene domestica. 

Papa Pío X (1914- 2014) “fue el primer papa de época contemporánea de origen campesino y popular”  y quemó “todas las etapas del ministerio pastoral de capellán a Pontífice”, afirma el sacerdote Bernard Ardura, O Praem., estudioso de su figura.

Los expertos consideran que el pontificado iba más allá de la modernidad, puesto que el Papa buscaba una “renovación de la Iglesia”, y promovió las reformas de la vida de fe con la promoción de la enseñanza del catecismo, la comunión  frecuente y en tierna edad (a los niños).

También impulsó la reforma moral con la selección de obispos-pastores y la promoción de la formación sacerdotal y la mejora de los seminarios, así como la reforma de las instituciones, con el inicio de la codificación del derecho canónico, y la reforma de la Curia romana” confirma el profesor Alejandro Mario Dieguez, del archivo Secreto del Vaticano.

El Papa Pío X, según la reconstrucción histórica de Bernard Ardura, fue un pontífice que amó a los pobres y fue hostil al socialismo y al liberalismo. 

“Pío X frustró todos los intentos para iniciar un compromiso entre los católicos y la nueva cultura” conformada por ideas liberales, socialistas materialistas que “negaban todo lo que no fuera comprobado por la ciencia moderna”. 


PAPA FRANCISCO CUMPLIRÁ ESTE MIÉRCOLES LA AUDIENCIA GENERAL NÚMERO 100 DE SU PONTIFICADO


Papa Francisco preside el miércoles la audiencia general número 100 de su pontificado
Foto L'Osservatore Romano




VATICANO, 24 Ago. 15 / 04:02 pm (ACI).- El Papa Francisco presidirá el miércoles 26 de agosto la audiencia general número 100 de su pontificado que se inició en marzo de 2013.

Según señala Radio Vaticana en las previsiones de la semana del 24 al 31 de agosto, la audiencia general que está programada para el miércoles 26 las 10:00 a.m. se realizará en la Plaza de San Pedro y “se trata de la 100° audiencia general del Papa Francisco desde el inicio de su pontificado”.

El tema de la audiencia general será la oración en la familia, luego de dos catequesis en las que ha hablado de otros dos aspectos importantes para la institución familiar: la fiesta y el trabajo.

El miércoles pasado el Pontífice reflexionó sobre el lugar del trabajo en la familia y dijo además que le da dignidad a la familia.

EL PAPA FRANCISCO NOS PREGUNTA ¿QUIÉN ES JESÚS PARA MÍ?


El Papa en el Ángelus: "¿Quién es Jesús para mí?"
Texto completo. Francisco pidió este domingo que la Virgen María nos ayude a “ir” siempre a Jesús, para experimentar la libertad que Él nos ofrece 




Ciudad del Vaticano, 23 de agosto de 2015 (ZENIT.org) Staff Reporter | 3446 hits


Como cada domingo, el papa Francisco rezó el Ángelus desde la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico, ante una multitud que le atendía en la Plaza de San Pedro.

Dirigiéndose a los fieles y peregrinos venidos de todo el mundo, que le acogieron con un largo y caluroso aplauso, el Pontífice les dijo:

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Concluye hoy la lectura del capítulo sexto del Evangelio de Juan, con el discurso sobre el Pan de la vida, pronunciado por Jesús, al día siguiente del milagro de la multiplicación de los panes y peces.

Al final de este discurso, el gran entusiasmo del día anterior se apagó, porque Jesús había dicho que era el Pan bajado del cielo y que daba su carne como alimento y su sangre como bebida, aludiendo así claramente al sacrificio de su misma vida. Estas palabras suscitaron desilusión en la gente, que las juzgó indignas del Mesías, no ‘ganadoras’.

Así, algunos miraban a Jesús como a un mesías que debía hablar y actuar de modo que su misión tuviera éxito, ¡enseguida!

¡Pero, precisamente sobre esto se equivocaban: sobre el modo de entender la misión del Mesías!

Ni siquiera los discípulos logran aceptar ese lenguaje, lenguaje inquietante del Maestro. Y el pasaje de hoy cuenta su malestar: “¡Es duro este lenguaje! --decían-- ¿Quién puede escucharlo?”.

En realidad, ellos entendieron bien las palabras de Jesús. Tan bien que no quieren escucharlo, porque es un discurso que pone en crisis su mentalidad. Siempre las palabras de Jesús nos ponen en crisis; en crisis, por ejemplo, ante el espíritu del mundo, a la mundanidad. Pero Jesús ofrece la clave para superar la dificultad; una clave hecha con tres elementos. Primero, su origen divino: Él ha bajado del cielo y subirá allí donde estaba antes.

Segundo, sus palabras se pueden comprender solo a través de la acción del Espíritu Santo, Aquel que “da la vida”. Y es precisamente el Espíritu Santo el que nos hace comprender bien a Jesús.

Tercero: la verdadera causa de la incomprensión de sus palabras es la falta de fe: “hay entre ustedes algunos que no creen”, dice Jesús. En efecto, desde ese momento, dice el Evangelio, “muchos de sus discípulos se alejaron de él y dejaron de acompañarlo”. Ante estas defecciones, Jesús no hace descuentos y no atenúa sus palabras, aún más obliga a realizar una opción precisa: o estar con Él o separarse de Él, y dice a los Doce: “¿También ustedes quieren irse?”.

En ese momento, Pedro hace su confesión de fe en nombre de los otros Apóstoles: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de Vida eterna”. No dice: “¿dónde iremos?”, sino “¿a quién iremos?”. El problema de fondo no es ir y abandonar la obra emprendida, sino a quién ir. De esa pregunta de Pedro, nosotros comprendemos que la fidelidad a Dios es cuestión de fidelidad a una persona, con la cual nos unimos para caminar juntos por el mismo camino. Y esta persona es Jesús. Todo lo que tenemos en el mundo no sacia nuestra hambre de infinito. ¡Tenemos necesidad de Jesús, de estar con Él, de alimentarnos en su mesa, con sus palabras de vida eterna!

Creer en Jesús significa hacer de Él el centro, el sentido de nuestra vida. Cristo no es un elemento accesorio: es el “pan vivo”, el alimento indispensable. Unirse a Él, en una verdadera relación de fe y de amor, no significa estar encadenados, sino ser profundamente libres, siempre en camino.

Cada uno de nosotros puede preguntarse, ahora: ¿Quién es Jesús para mí? ¿Es un nombre, es una idea, es un personaje histórico solamente? O es verdaderamente aquella persona que me ama, que ha dado su vida por mí y camina conmigo. ¿Para ti quién es Jesús? ¿Estás con Jesús? ¿Intentas conocerlo en su palabra? ¿Lees el Evangelio todos los días, un pasaje del Evangelio, para conocer a Jesús? ¿Llevas el pequeño Evangelio en el bolsillo, en el bolso, para leerlo, en todas partes? Porque cuanto más estamos con Él, más crece el deseo de permanecer con él. Ahora les pediré amablemente, hagamos un momentito de silencio y cada uno de nosotros en silencio, en su corazón, se pregunte: ¿quién es Jesús para mí? En silencio, cada uno responda, en su corazón: ¿quién es Jesús para mí?

Que la Virgen María nos ayude a “ir” siempre a Jesús, para experimentar la libertad que Él nos ofrece, y que nos consiente limpiar nuestras opciones de las incrustaciones mundanas y también de los miedos.

Al término de estas palabras, el Santo Padre rezó la oración mariana:

Angelus Domini nuntiavit Mariae...

Al concluir la plegaria, el Pontífice renovó su llamamiento para que se respeten los acuerdos de paz en Ucrania:

Queridos hermanos y hermanas,

Con preocupación, sigo el conflicto en Ucrania oriental, que se ha agravado nuevamente en estas últimas semanas. Renuevo mi llamamiento para que se respeten los acuerdos asumidos para alcanzar la pacificación, y con la ayuda de las organizaciones y de las personas de buena voluntad, se responda a la emergencia humanitaria en el país.

Que el Señor conceda la paz a Ucrania, que se prepara a celebrar, mañana, la fiesta nacional. ¡Que la Virgen María interceda por nosotros!

A continuación llegó el turno de los saludos que tradicionalmente realiza el Santo Padre:

Saludo cordialmente a todos los peregrinos romanos y a los procedentes de varios países, en particular a los nuevos seminaristas del Pontificio Colegio Norteamericano, llegados a Roma para realizar los estudios teológicos.

Saludo al grupo deportivo de San Giorgio su Legnano, a los fieles de Luzzana y de Chioggia; a los chicos y los jóvenes de la diócesis de Verona.

Y no se olviden, esta semana, deténganse cada día un momentito y háganse la pregunta: “¿quién es Jesús para mí?”. Y cada uno responda en su corazón. ¿Quién es Jesús para mí?

Como de costumbre, el papa Francisco concluyó su intervención diciendo:

A todos les deseo un buen domingo. Y por favor, no se olviden de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta pronto!

(Texto traducido y transcrito del audio por ZENIT)



(23 de agosto de 2015) © Innovative Media Inc.

DENTRO DE UN MES EL PAPA FRANCISCO CANONIZARÁ AL FRAY JUNÍPERO SERRA


Junípero Serra, un gran misionero
El cardenal Sistach: dentro de un mes el papa Francisco canonizará al fray Junípero Serra


Madrid, 25 de agosto de 2015 (ZENIT.org) Cardenal Lluís Martínez Sistach | 266 hits



Dentro de un mes exactamente, el 23 de septiembre, el papa Francisco canonizará a un gran misionero mallorquín: fray Junípero Serra (1713-1784). San Juan Pablo II lo beatificó el 25 de septiembre de 1988. Este franciscano se convertirá en el primer santo mallorquín, con permiso del beato Ramon Llull. Aquí es poco conocido, a diferencia de en Estados Unidos, donde es el único español que tiene una estatua en el National Statuary Hall, en el Capitolio, donde reside el poder legislativo de los Estados Unidos. Representa al Estado de California.

Precisamente, el Papa lo canonizará en el National Shrine de Washington, basílica del santuario nacional de la Inmaculada Concepción, en el marco de su viaje a Estados Unidos. El Santo Padre ha querido reconocer así el gran trabajo de evangelización que hizo este franciscano mallorquín en todo el oeste de Estados Unidos. Por otra parte, el pasado 2 de mayo, el papa Francisco quiso celebrar una misa en el Pontificio Colegio Norteamericano de Roma, en una jornada de reflexión dedicada a recordar a este beato franciscano nacido en Petra, Mallorca, en 1713, fundador de la misión de la Alta California.

Es en 1749 cuando veinte misioneros franciscanos parten llenos de ilusión hacia el virreinato de la Nueva España, nombre colonial de México. El grupo llega al puerto de Veracruz los primeros días de diciembre. Uno de los miembros del grupo es Junípero Serra, que tiene 36 años. Los primeros nueve años se dedica a predicar el Evangelio a los indígenas de Santiago Jalpan, en Querétaro. Con la doctrina cristiana les enseña los conocimientos básicos de agricultura y ganadería.

Tras la expulsión de los jesuitas que vivían en Nueva España, el mallorquín recibe la orden de ponerse al frente de un grupo de dieciséis misioneros que atenderá a la población indígena y europea de las Californias. La primera fundación española fue la misión de San Diego de Alcalá, seguida por nueve misiones más impulsadas por Serra. Aquí dio su verdadera talla de colonizador y misionero. Cuando llegaban a un lugar conveniente levantaban una capilla, unas cabañas para residencia de los frailes y un pequeño fortín protector contra posibles ataques. Acogían a los indígenas que se aproximaban movidos por la curiosidad y, cuando se habían ganado su confianza, los invitaban a establecerse en las proximidades de la misión.

En 1784 fray Junípero Serra muere en la Misión de San Carlos Borromeo, en Monterrey, California. En la basílica de esta misión descansan los restos de quien está considerado el fundador de California. En la Alta California su éxito fue enorme, ya que creó veinticuatro nuevas misiones. Fue criticado, pero su santidad se manifestó en su defensa de los indígenas de las ambiciones de soldados, colonos y representantes de los poderes políticos. Cuando llegaba a un lugar nuevo, plantaba la cruz y trabajaba para hacer justicia a los pobres y los humildes. Sus medios eran escasos, pero su fe era muy grande. Por eso aquellas misiones iniciales creadas por el nuevo santo mallorquín crecerían hasta convertirse en ciudades importantes como Los Ángeles, San Francisco, San Diego o Sacramento.

 † Lluís Martínez Sistach

Cardenal arzobispo de Barcelona

(25 de agosto de 2015) © Innovative Media Inc.

viernes, 21 de agosto de 2015

FOTOGRAFÍAS DEL PAPA FRANCISCO CON LA GENTE EN LA AUDIENCIA GENERAL DE LOS MIÉRCOLES




News.va Español 
IMÁGENES DEL PAPA FRANCISCO CON LA GENTE EN LA AUDIENCIA GENERAL.

Queridos amigos, compartimos con ustedes unas imágenes de la audiencia general de este miércoles, esperando que les gusten. ¡Un saludo muy cordial a todos!



















miércoles, 19 de agosto de 2015

PAPA FRANCISCO: EL MERCADO DE TRABAJO ACTUAL PENALIZA A LAS FAMILIAS Y LOS MÁS POBRES


PAPA FRANCISCO: EL MERCADO DE TRABAJO ACTUAL PENALIZA A LAS FAMILIAS Y LOS MÁS POBRES


Queridos amigos, el Papa Francisco ha dedicado su catequesis de la audiencia general de hoy a la familia y el trabajo. El Pontífice advirtió que si el trabajo está dirigido sólo por la lógica de la ganancia y desprecia los afectos de la vida, la sociedad y el entorno se corrompen. Y pidió a los gobernantes y los líderes sociales que se esfuercen por crear puestos de trabajo para todos.

Les ofrecemos a continuación el texto completo de la catequesis del Papa:

"Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!
Después de haber reflexionado sobre el valor de la fiesta en la vida de la familia, hoy nos detenemos sobre el elemento complementario, que es el trabajo. Ambos forman parte del designio creador de Dios. La fiesta y el trabajo.

El trabajo, se dice comúnmente, es necesario para mantener a la familia, para crecer a los hijos, para asegurar a los seres queridos una vida digna. De una persona seria, honesta, lo más bello que se puede decir: ‘es un trabajador’, es uno que trabaja, es uno que en la comunidad no vive a expensas de los otros. Ví que hay hoy aquí muchos argentinos, y diré como decimos nosotros: ‘no vive de arriba’.

Y de hecho, el trabajo, en sus mil formas, a partir del trabajo en el hogar, cuida también el bien común. Y ¿dónde se aprende este estilo de vida laborioso? Primero se aprende en familia. La familia educa al trabajo con el ejemplo de los padres: el papá y la mamá que trabajan por el bien de la familia y de la sociedad.

En el Evangelio, la Sagrada Familia de Nazaret aparece como una familia de trabajadores, y Jesús mismo es llamado ‘hijo del carpintero’ (Mt 13, 55) o incluso ‘el carpintero’ (Mc 6, 3). Y san Pablo no dejará de advertir a los cristianos: ‘El que no quiera trabajar, que no coma’ (2 Ts 3,10). Es una bella receta para adelgazar esta: no trabajas, no comes.

El apóstol se refiere explícitamente al falso espiritualismo de algunos que, de hecho, viven a expensas de sus hermanos y hermanas ‘sin hacer nada’ (2 Ts 3, 11). El compromiso del trabajo y la vida del espíritu, en la concepción cristiana, no están en absoluto en oposición entre ellas. ¡Es importante entender bien esto!

Oración y trabajo pueden y deben estar juntos en armonía, como enseña san Benito. La falta de trabajo daña también al espíritu, como la falta de oración daña también la actividad práctica.
Trabajar - repito, en mil modos - es propio de la persona humana. Exprime su dignidad de ser creado a imagen de Dios. Por eso se dice que el trabajo es sagrado, el trabajo es sagrado. Y por eso la gestión de la ocupación es una gran responsabilidad humana y social, que no puede ser dejada en las manos de pocos o descargado sobre un ‘mercado’ divinizado. Causar una pérdida en puestos de trabajo significa causar un grave daño social.

Yo me entristezco cuando veo que no hay trabajo, que hay gente sin trabajo, que no encuentra trabajo y que no tiene la dignidad de llevar el pan a casa y me alegro tanto cuando veo que los gobernantes ponen tanto esfuerzo, trabajo, para encontrar puestos de trabajo, para buscar que todos tengan un trabajo. El trabajo es sagrado, el trabajo da dignidad a una familia y debemos rezar para que no falte el trabajo a ninguna familia.

Por lo tanto, también el trabajo, como la fiesta, forma parte del designio de Dios Creador. En el libro del Génesis, el tema de la tierra como casa-jardín, confiada al cuidado y al trabajo del hombre (2,8.15), es anticipado con un pasaje muy conmovedor:

‘Cuando el Señor Dios hizo la tierra y el cielo, aún no había ningún arbusto del campo sobre la tierra ni había brotado ninguna hierba, porque el Señor Dios no había hecho llover sobre la tierra. Tampoco había ningún hombre para cultivar el suelo, pero un manantial surgía de la tierra y regaba toda la superficie del suelo’. (2, 4b-6a).

No es romanticismo, es revelación de Dios; y nosotros tenemos la responsabilidad de comprenderla y asimilarla hasta el final. La Encíclica Laudato si’, que propone una ecología integral, contiene también este mensaje: la belleza de la tierra y la dignidad del trabajo están hechas para estar unidas. La tierra se convierte en bella cuando es trabajada por el hombre, van juntas.

Cuando el trabajo se separa de la alianza de Dios con el hombre y la mujer, cuando se separa de sus cualidades espirituales, cuando es rehén sólo de la lógica de la ganancia y desprecia los afectos de la vida, la degradación del alma contamina todo: también el aire, el agua, la hierba, la comida… La vida civil se corrompe y el hábitat se descompone.

Y las consecuencias golpean sobre todo a los más pobres y a las familias más pobres. La moderna organización del trabajo muestra a veces una peligrosa tendencia a considerar la familia un gravamen, un peso, una pasividad para la productividad del trabajo. 
Pero preguntémonos: ¿qué productividad? ¿Y para quién? La llamada ‘ciudad inteligente’ es indudablemente rica de servicios y de organizaciones: pero, por ejemplo, es frecuentemente hostil a los niños y a los ancianos.

A veces quien proyecta está interesado a la gestión de fuerza–trabajo individual, para ensamblar y utilizar o descartar según la conveniencia económica. La familia es un gran lugar de prueba. Cuando la organización del trabajo la tiene como rehén, o incluso le obstaculiza el camino, entonces estamos seguros de que la sociedad humana ha comenzado a trabajar ¡en contra de sí misma!
Las familias cristianas reciben de esta coyuntura un gran desafío y una gran misión. Ellas ponen en juego los fundamentos de la creación de Dios: la identidad y el vínculo del hombre y de la mujer, la generación de los hijos, el trabajo que hace doméstica la tierra y habitable el mundo.

La pérdida de estos fundamentos es un asunto muy serio, y en la casa común ¡hay ya demasiadas grietas! La tarea no es fácil. A veces puede parecer a las asociaciones de las familias que son como David frente a Goliat… pero ¡sabemos cómo terminó ese desafío! Se necesitan fe y astucia.

Que Dios nos conceda acoger con alegría y esperanza su llamada, en este momento difícil de nuestra historia. La llamada al trabajo para dar dignidad a sí mismo y a la propia familia. Gracias".


(Traducción del italiano – Mercedes De La Torre – Radio Vaticano).

FALLECIÓ EL CONFESOR DEL CARDENAL JORGE MARIO BERGOGLIO, HOY PAPA FRANCISCO

Falleció el confesor del Cardenal Jorge Mario Bergoglio, hoy Papa Francisco

BUENOS AIRES, 18 Ago. 15 / 12:47 pm (ACI).- El sábado 15 de agosto falleció el Padre Berislao Ostojic OFM, sacerdote perteneciente al instituto de los Misioneros Franciscanos Croatas. El sacerdote fue confesor del entonces Cardenal Jorge Mario Bergoglio –hoy Papa Francisco– durante sus últimos años como Arzobispo de Buenos Aires en Argentina.

Según sus compañeros, el Padre Ostojic "murió bien preparado para ese momento". Antes de expirar, y en la solemnidad de la Asunción de María, el religioso pronunció en croata “Virgen Santísima ayúdame”.

El domingo 16, a partir de las 10:00 a.m. comenzó el velatorio del sacerdote. La Misa de cuerpo presente estaba programada para el lunes 17 de agosto en el Instituto Cardenal Stepinac.

El Papa en la visión de su confesor

La agencia AICA señala que, tiempo atrás, a través de un portal croata se conoció en Buenos Aires una carta que el sacerdote franciscano envió a su hermano Mario Marcos, nacido en la Argentina pero que actualmente vive en Zagreb, Croacia. En la misiva el sacerdote ofrecía una visión particular del Papa Francisco.

Entre otras cosas, Fray Berislao decía que los medios de comunicación del mundo “cantan loas al nuevo Papa”, sin embargo recomendaba evitar "la telaraña de entusiasmos ingenuos”, ya que “la experiencia nos enseña que, con frecuencia, quienes hoy exaltan, mañana, por razones ideológicas, de buenas a primeras se ubican en la vereda opuesta”.

Fray Berislao agregaba: “basta pensar qué sucederá cuando el Santo Padre reafirme el valor de toda vida humana y pronuncie un claro NO al aborto, y qué se dirá cuando ratifique el matrimonio entre un varón y una mujer” y otros temas importantes.

Entonces “muchos entusiastas superficiales cambiarán de vereda, y le harán sentir el peso de la cruz que no se negocia en desmedro de la verdad del Evangelio”.

En otro párrafo se refería a su permanente pedido de rezar por él. En esta sencilla petición, decía el Padre Ostojic, “se contiene su concepto de la autoridad, que es servicio, y como tiene los pies sobre la tierra y no vive de ilusiones, sabe muy bien que el tentador no duerme y que los tesoros de gracia se llevan en vasos de barro. Esto es puro realismo humano y espiritual”.

Al plantearse de dónde le viene “la audacia de los gestos, la alegría del servicio”, el fraile franciscano explicaba que “desde mi percepción personal la cosa me parece clara. La columna vertebral, desde la que se articulan los gestos y las palabras, hay que buscarla y se la reconoce en su actitud orante, en la capacidad de estar frente al Sagrario y abrevar en la intimidad con Cristo las riquezas con las que Jesús llena los corazones que se le abren para que los ilumine y los fortalezca”.

Fray Ostojic relataba que el entonces Cardenal Bergoglio, en la homilía que pronunció en la consagración del Obispo de Azul, Mons. Hugo Salaberry, también jesuita, al referirse a las dificultades que se presentarían en la vida de obispo, “cuando todo parece oscuro”, lo exhortaba: “entonces, aprendé a pelarte las rodillas ante el sagrario. Él, Jesús, jamás defrauda”.

DESAPARECE EN MEDJUGORJE EL P. LUCIANO CICIARELLI, PROMOTOR DE LA DEVOCIÓN A LA VIRGEN MARÍA


Desaparece en Medjugorje el P. Luciano Ciciarelli: Promotor de la devoción a la Virgen



ROMA, 18 Ago. 15 / 04:24 pm (ACI).- El Padre Luciano Ciciarelli, de 79 años de edad, sacerdote monfortiano que difunde en el mundo la devoción a la Virgen según San Luis María Grignon de Monfort, se encuentra desaparecido desde el día 2 de agosto y fue visto por última vez en Medjugorje.

El sacerdote llegó a la conocida localidad bosnia el pasado 28 de julio para participar del 26º Festival de la Juventud que se celebra allí cada año.

En el lugar fue visto por muchos peregrinos con su clásica camisa azul y la gran barba que lo hace inconfundible.

Según señala la Fundación Cari Filii con información del diario italiano Il Centro, desde el 2 de agosto ya no se han tenido noticias del religioso italiano que vive en Civitella Casanova (Pescara, Italia).

El sacerdote P. Angelo Livio Epis, Superior Provincial, dijo a Il Centro que el último en verle fue un sacerdote mexicano, con quien se saludó normalmente.

Dos días después debía estar en otra dependencia de Medjugorje llamada el Magnificat, donde iba a seguir un retiro espiritual en español desde el día 6 de agosto. La propietaria de su pensión, Jurica Ostojic, cuando vio que no regresaba, llamó al Magnificat, donde no tenían noticias de él.

Entonces la mujer presentó una denuncia ante la policía que encontró en su habitación todos sus efectos personales: dinero, medicinas, laptop.

Varios dispositivos de búsqueda, policiales e incluso militares, como un helicóptero de la Eufor (Fuerza de la Unión Europea), así como voluntarios, perros, trabajan desde entonces. Sin embargo aún no hay ni rastro de él en albergues, hostales u hospitales.

El día 12 de agosto su operador de telefonía móvil captó una leve señal de la batería de su celular en la zona de Medjugorje, que es por el momento la pista que siguen los investigadores.

El Padre Luciano Ciciarelli nació en 1936 en Civitella Casanova y fue ordenado sacerdote en 1961. Ingresó en los misioneros montfortianos y fue destinado a Perú en 1966.

Allí vivió 33 años, recorriendo a pie o en mulo desde la costa al altiplano y la selva amazónica, predicando el amor a la Virgen María.

Aprendió el quechua y fundó seis casas en Perú, dos en Paraguay y una en México, además de predicar también en África y fundar un centro de atención a enfermos, pobres, drogadictos y enfermos de sida. En Perú fundó, entre otras obras, Radio María y el Hogar Gladys para madres en dificultad y sus pequeños

Desde 1999 recorre el mundo dando conferencias para Consecratio Mundi, una obra monfortiana.

PRESENTAN ORACIÓN PARA LA VISITA DEL PAPA FRANCISCO A CUBA


Presentan oración para la visita 
del Papa Francisco a Cuba



LA HABANA, 18 Ago. 15 / 06:35 pm (ACI).- “Misionero de la Misericordia” es el lema de la visita del Papa Francisco a Cuba que se realizará del 19 al 22 de septiembre; en ese sentido, fue presentada la oración con la cual la población cubana se vaya preparando para la llegada del primer Pontífice latinoamericano.

La oración fue difundida en el sitio web de la Conferencia Episcopal Cubana (CEC) dentro de la novena a la Virgen de la Caridad del Cobre como parte de la preparación a la visita del Pontífice.

La Solemnidad de la Virgen de la Caridad se celebra el 8 de septiembre y en el texto de los obispos se recomienda a los fieles rezar cada día de la novena, antes del canto final, la siguiente oración “Por el Papa Francisco y su visita a Cuba”:


Oh, Dios, Padre bueno y rico en misericordia:
por intercesión de la Virgen de la Caridad,
Madre de tu Hijo y Madre nuestra,
dirige tu mirada amorosa
y derrama tu gracia
sobre tu siervo el Papa Francisco,
a quien has hecho
Pastor de la Iglesia Universal.

Concédele que su palabra y testimonio de amor
lleguen al corazón del pueblo cubano,
que él viene a visitar
como Misionero de la misericordia.

Te lo pedimos a Ti,
que vives y reinas con Jesucristo, tu Hijo,
en la unidad del Espíritu Santo,
por los siglos de los siglos. Amén.

EL PAPA FRANCISCO VUELVE A SER CANDIDATO AL PREMIO NOBEL DE LA PAZ



El Papa vuelve a ser candidato al Premio Nobel de la Paz
Por tercera vez consecutiva el Pontífice ha sido seleccionado entre las propuestas de organizaciones nacionales e internacionales


Por: ep / roma | Fuente: abc.es 



El Papa Francisco ha vuelto a figurar en la lista de los 20 posibles candidatos a ser el próximo Nobel de la Paz en 2015, según han informado fuentes del Instituto Nobel de Oslo.
Por tercera vez consecutiva, el Pontífice aparece en la lista de los nominados que aspiran a ser premiados con este galardón, después de haber sido seleccionado entre las 273 nominaciones iniciales propuestas por organizaciones nacionales e internacionales.
En este sentido, la organización del premio Nobel de la Paz ha precisado que la propuesta de Francisco procede de 205 personas autorizadas y de 68 organizaciones.
Después de contribuir al «deshielo» de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos y tender puentes de diálogo entre otros países, Francisco se ha convertido en una de las figuras más relevantes a la hora de pacificar conflictos.
El próximo 9 de octubre se dará a conocer el nombre del ganador del Nobel de la Paz de este año 2015. El premio se atribuye a «la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz».

lunes, 17 de agosto de 2015

PENSAMIENTO DEL PAPA FRANCISCO


PAPA FRANCISCO EXPLICA: ¿PARA QUÉ SIRVE LA MISA?


PAPA FRANCISCO EXPLICA:
 ¿PARA QUÉ SIRVE LA MISA?



Queridos amigos, el Papa Francisco ha explicado hoy, antes del Ángelus, el significado de la Eucaristía, centro de la Santa Misa:

"¡Queridos hermanos y hermanas, buenos dias!

En estos domingos la Liturgia nos está proponiendo, del Evangelio de Juan, el discurso de Jesús sobre el Pan de Vida, que es Él mismo y que es también el sacramento de la Eucaristía.

El pasaje de hoy (Jn 6,51-58) presenta la última parte de ese discurso, y hace referencia a algunos entre la gente que se escandalizan porque Jesús dice: « El que come mi carne y bebe mi sangre tiene Vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día» (Jn 6,54). 

El estupor de los que lo escuchan es comprensible; de hecho, Jesús usa el estilo típico de los profetas para suscitar en la gente – y también en nosotros – interrogantes y, al final, provocar una decisión. 

Ante todo: ¿Qué significa “comer la carne y beber la sangre” de Jesús? ¿Es sólo una imagen, una forma de decir, un símbolo, o indica algo real? 

Para responder, es necesario intuir qué ocurre en el corazón de Jesús mientras parte el pan para la muchedumbre hambrienta. Sabiendo que deberá morir sobre la cruz por nosotros, Jesús se identifica con aquel pan partido y compartido, y eso se convierte para Él en el “signo” del Sacrificio que lo espera. 

Este proceso tiene su cúlmen en la Última Cena, donde el pan y el vino se transforman realmente en su Cuerpo y en su Sangre. Es la Eucaristía, que Jesús nos deja con una finalidad precisa: que nosotros podamos convertirnos en una sola una cosa con Él. 

De hecho, dice: « El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él » (v. 56). Ese "permanecer": Jesús en nosotros y nosotros en Jesús. La comunión es asimilación: comiéndolo a Él, nos transformamos en Él. Pero esto requiere nuestro “sí”, nuestra adhesión a la fe.

A veces, con respecto a la santa Misa, se siente esta objeción: “¿Para qué sirve la Misa? Yo voy a la iglesia cuando tengo ganas, y rezo mejor solo”. Pero la Eucaristía no es una oración privada o una bella esperiencia espiritual, no es una simple conmemoración de aquello que Jesús ha hecho en la Última Cena. 

Decimos, para entender bien, que la Eucaristía es “memorial”, o sea un gesto que actualiza y hace presente el evento de la muerte y resurrección de Jesús: el pan es realmente su Cuerpo ofrecido por nosotros, el vino es realmente su Sangre derramada por nosotros.

La Eucaristía es Jesús mismo que se dona totalmente a nosotros. Nutrirnos de Él y vivir en Él mediante la Comunión eucarística, si lo hacemos con fe, transforma nuestra vida, la transforma en un don a Dios y en un don a los hermanos. 

Nutrirnos de aquel “Pan de vida” significa entrar en sintonía con el corazón de Cristo, asimilar sus elecciones, sus pensamientos, sus comportamientos. Significa entrar en un dinamismo de amor y convertirnos en personas de paz, personas de perdón, de reconciliación, de compartir solidario. Lo mismo que Jesús ha hecho.

Jesús concluye su discurso con estas palabras: «El que come de este pan vivirá eternamente» (Jn 6,58). Sí, vivir en comunión real con Jesús sobre esta tierra nos hace ya pasar de la muerte a la vida. El Cielo comienza precisamente en esta comunión con Jesús.

Y en el Cielo ya nos espera Maria nuestra Madre – ayer celebramos este misterio-. Que ella nos obtenga la gracia de nutrirnos de Jesús, Pan de Vida, siempre con fe".

Traducción del italiano: Raúl Cabrera, Radio Vaticano

EL PAPA FRANCISCO SALUDA A JÓVENES QUE CELEBRAN BICENTENARIO DE NACIMIENTO DE DON BOSCO


El Papa saluda a jóvenes que celebran bicentenario de nacimiento de Don Bosco
Papa Francisco. Foto: Bohumil Petrik / ACI Prensa.



VATICANO, 16 Ago. 15 / 10:39 am (ACI/EWTN Noticias).- Concluido el rezo del Ángelus, el Papa Francisco envió hoy un saludo a los jóvenes que se han reunido en Turín (Italia) para participar en la celebración del bicentenario del nacimiento de San Juan Bosco.

Juan Melchor Bosco Occhiena, conocido como Don Bosco,  nació un 16 de agosto de 1815 en el caserío de I Becchi, cerca de Morialdo en Castelnuovo (norte de Italia), en el seno de una familia muy humilde.

Como sacerdote, San Juan Bosco acogió a centenares de jóvenes a quienes les ofreció espacios de formación para que lleguen a ser “buenos cristianos y honrados ciudadanos”.

El Papa dirigió “un saludo especial a los numerosos jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano, reunidos en Turín en los lugares de San Juan Bosco para celebrar el bicentenario de su nacimiento”.

“Les animo a vivir en la cotidianidad la alegría del Evangelio, para generar esperanza en el mundo”, señaló.

Etiquetas: Vaticano, jóvenes, Ángelus, Don Bosco, Papa Francisco, Ángelus dominical, Bicentenario Don Bosco

EN LA FIESTA DE LA ASUNCIÓN: PAPA FRANCISCO EXPLICA DOS GRANDES LECCIONES DE MARÍA


Fiesta de la Asunción: Papa Francisco explica dos grandes lecciones de la Virgen María
Foto Daniel Ibáñez / ACI Prensa




VATICANO, 15 Ago. 15 / 07:29 am (ACI).- Al presidir este mediodía el rezo del Ángelus en ocasión de la fiesta de la Asunción de la Virgen María en cuerpo y alma al Cielo, el Papa Francisco explicó dos importantes lecciones de la Madre de Dios para todo cristiano.

El Pontífice recordó que en el Evangelio de hoy aparece el canto del Magnificat, en el que María, tras el encuentro con su prima Isabel que también está embarazada, alaba a Dios por las grandes cosas que ha obrado en ella.

Primera lección: La fe

El Santo Padre explicó que este pasaje evangélico resalta “el motivo más verdadero de la grandeza de María y de su santidad: el motivo es la fe. De hecho Isabel la saluda con estas palabras: ‘Feliz tú por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor’”.

El Papa señaló que “la fe es el corazón de toda la historia de María; ella es la creyente, la gran creyente; ella sabe –y así lo dice– que en la historia pesa la violencia de los prepotentes, el orgullo de los ricos, la arrogancia de los soberbios”.

Sin embargo, prosigue, “María cree y proclama que Dios no deja solos a sus hijos, humildes y pobres, sino que los socorre con misericordia, con premura, derribando a los poderosos de sus tronos, dispersando a los orgullosos en las tramas de sus corazones. Y ésta es la fe de nuestra Madre, ¡esta es la fe de María!”

Segunda lección: La vida no es un deambular sin rumbo

El Papa Francisco dijo luego que las grandes cosas obradas por Dios en María no tienen que ver solo con ella sino que también “nos tocan profundamente, nos hablan de nuestro viaje por la vida, nos recuerdan la meta que nos espera: la casa del Padre”.

“Nuestra vida, vista a la luz de María asunta al Cielo, no es un deambular sin rumbo, sino una peregrinación que, aún con todas sus incertidumbres y sufrimientos, tiene una meta segura: la casa de nuestro Padre, que nos espera con amor”.

Dios, explica el Pontífice, ha dejado en la tierra “un signo de consuelo y de segura esperanza” que tiene un rostro y un nombre concreto: “aquel signo tiene un rostro, aquel signo tiene un nombre: el rostro radiante de la Madre del Señor, el nombre bendito de María, la llena de gracia, bendita porque ella creyó en la palabra del Señor. ¡La gran creyente!”

“Como miembros de la Iglesia, estamos destinados a compartir la gloria de nuestra Madre, porque, gracias a Dios, también nosotros creemos en el sacrificio de Cristo en la cruz y, mediante el Bautismo, somos insertados en este misterio de salvación”.

Al finalizar su reflexión y parafraseando la oración de la Salve, Francisco pidió a todos rezar para que “mientras prosigue nuestro camino sobre esta tierra, ella vuelva sobre nosotros sus ojos misericordiosos, nos despeje el camino, nos indique la meta, y nos muestre después de este exilio a Jesús, fruto bendito de su vientre. Y decimos juntos: ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!”