viernes, 30 de septiembre de 2016

PAPA FRANCISCO VISITARÁ ZONA DEVASTADA POR TERREMOTO EN ITALIA ESTE ADVIENTO


Papa Francisco visitaría zona devastada por terremoto en Italia este Adviento
Por Alvaro de Juana
Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa



VATICANO, 30 Sep. 16 / (ACI).- El Papa Francisco podría visitar la zona del centro de Italia devastada por un terremoto de intensidad 6,2 el 24 de agosto durante el tiempo litúrgico de Adviento, es decir, antes de Navidad.

Así lo afirmó el Pontífice al corresponsal del noticiero de la RAI, la televisión pública italiana, Enzo Romeo, al ser preguntado por el periodista durante el vuelo hacia Georgia con motivo de la visita que realiza a este país y a Azerbaiyán del 30 de septiembre al 2 de octubre.

“Seguramente vaya en Adviento. Quizás el primer domingo, pero existen dos o tres fechas posibles”, dijo el Papa.

Por su parte, el vocero del Vaticano y director de la Oficina de Prensa, Greg Burke, precisó que aunque se está trabajando en la posible visita de momento no hay una fecha concreta para la misma.

El terremoto en Italia afectó a la zona central de Italia. Las localidades de Arquata del Tronto, Accumoli y Amatrice fueron las más castigadas por el sismo que ha dejado sin casa a 2.500 personas, según las autoridades italianas.

A penas unos días después de la catástrofe, Franciso apovechó el Ángelus del domingo 28 de agosto para anunciar su deseo de visitar la zona.

“Queridos hermanos y hermanas, apenas sea posible también yo espero ir a encontrarme con vosotros, para llevaros en persona el consuelo de la fe y el sostén de la esperanza cristiana”, dijo a los fieles que se congregaron en la Plaza.

“Deseo renovar mi cercanía espiritual a los habitantes de Lazio, de Las Marcas y de la Umbría, golpeados duramente por el terremoto de estos días”, añadió.

Photo published for El Papa promete ir a la zona del terremoto para llevar consuelo y esperanza cristiana
El Papa promete ir a la zona del terremoto para llevar consuelo y esperanza cristiana
El Papa Francisco expresó su dolor por las ya 290 víctimas del terremoto que asoló el centro de Italia la madrugada del pasado miércoles y prometió visitar la zona devastada en cuanto le sea posible.

Además, como signo concreto de cercanía, Francisco envió seis miembros del Cuerpo de Bomberos de la Santa Sede para socorrer a las víctimas de Amatrice el 24 de agosto.

El Papa partió de Roma a las 9 de la mañana a bordo de un avión de la compañía Alitalia, acompañado de su séquito y de 67 periodistas. El viaje duró casi 4 horas y el avión aterrizó en la capital de Georgia, Tsibili.

A través de su cuenta personal en Twitter en diversas lenguas, el Pontífice señaló que "hoy comienzo mi viaje a Georgia y Azerbaiyán". "Acompáñenme con sus oraciones para que juntos sembremos paz, unidad y reconciliación", añadió.

PAPA FRANCISCO LLEGÓ A GEORGIA EN UNA VISITA DE MARCADO CARÁCTER ECUMÉNICO


El Papa Francisco llegó a Georgia en una visita de marcado carácter ecuménico



TSIBILI, 30 Sep. 16 / (ACI).- El Papa Francisco llegó a Georgia, en la región del Cáucaso oriental, para la segunda parte del viaje que ya realizó en junio a Armenia. En esta segunda etapa de dos días visitará Georgia y Azerbaiyán, donde se trasladará el domingo. Se trata de su viaje internacional número 16.

El Papa partió de Roma a las 9 de la mañana a bordo de un avión de la compañía Alitalia, acompañado de su séquito y de unos 67 periodistas. El viaje duró casi 4 horas y el avión aterrizó en la capital de Georgia, Tsibili.

A través de su cuenta personal en Twitter en diversas lenguas, el Pontífice señaló que "hoy comienzo mi viaje a Georgia y Azerbaiyán. Acompáñenme con sus oraciones para que juntos sembremos paz, unidad y reconciliación", añadió.

Durante el vuelo y como es habitual, el Pontífice envió un telegrama al presidente de Italia, Sergio Mattarella, en el que expresaba que el motivo de su viaje es “favorecer el encuentro y el diálogo entre las culturas y religiones diversas, reforzar el camino de la unidad de los cristianos y confirmar a la comunidad católica en la fe”. 

El primer acto fue la ceremonia de bienvenida, después el Pontífice visitará al Presidente Giorgi Margvelashvili, las autoridades locales y cuerpo diplomático en el Palacio Presidencial.

En la ceremonia de bienvenida el Santo Padre fue acogido por el Presidente de la República, Giorgi Margvelashvili y su esposa, así como por el Catholicós Patriarca de toda Georgia, Su Beatitud Ilia II.

Una vez que Francisco bajó las escaleras del avión, dos niños se acercaron y le ofrecieron un cesto lleno de uvas, como gesto de bienvenida y acogida.

Estuvieron presentes también otras autoridades civiles y religiosas, como Mn. Giuseppe Pasotto, administrador apostólico del Cáucaso de los Latinos.

Posteriormente, se encontrará con Su Santidad y Beatitud Ilia II, Catholicós y Patriarca de toda Georgia en el Palacio del Patriarcado. Luego Francisco se reunirá con la comunidad asirio caldea en la iglesia católica caldea de San Simón el tintorero.

Al día siguiente, 1 de octubre, el Papa celebrará la Misa en el estadio M. Meskhi. Luego tendrá lugar el encuentro con los sacerdotes, religiosos y religiosas en la Iglesia de la Asunción y posteriormente con los asistidos y operadores de las obras de caridad de la Iglesia en el Centro de Asistencia de los Padres Camilianos. La jornada concluirá con la visita a la Catedral Patriarcal Svietyskhoveli de Mskheta.

El domingo se trasladará a Arzerbaiyán donde celebrará también diversos actos.

PROGRMA DE VISITA DEL PAPA FRANCISCO A GEORGIA Y AZERBAIYÁN, DEL 30 DE SEPTIEMBRE AL 2 DE OCT.

Visita del Papa Francisco a Georgia y Azerbaiyán

VATICANO, 29 Sep. 16 / (ACI).- Del viernes 30 de septiembre al domingo 2 de octubre, el Papa Francisco llevará a cabo su visita apostólica a las repúblicas de Georgia y Azerbaiyán, donde se encontrará con las pequeñas comunidades católicas, así como con la mayoría ortodoxa y musulmana respectivamente.

Para este viaje, EWTN y el Grupo ACI contará con la presencia de enviados especiales que informarán directamente desde el lugar de los hechos.

El viernes 30 de septiembre el Papa Francisco saldrá del aeropuerto de Fiumicino, en Roma, a las 9 a.m. y llegará a la capital de Georgia, Tbilisi, a las 3 p.m. hora local. Luego de la ceremonia de bienvenida el Pontífice visitará al Presidente Giorgi Margvelashvili, las autoridades locales y cuerpo diplomático en el Palacio Presidencial.

Posteriormente se encontrará con Su Santidad y Beatitud Ilia II, Catholicós y Patriarca de toda Georgia en el Palacio del Patriarcado. Luego Francisco se reunirá con la comunidad asirio caldea en la iglesia católica caldea de San Simón el tintorero.

Al día siguiente, 1 de octubre, el Papa celebrará la Misa en el estadio M.Meskhi. Luego tendrá lugar el encuentro con los sacerdotes, religiosos y religiosas en la iglesia de la Asunción y posteriormente con los asistidos y operadores de las obras de caridad de la Iglesia en el Centro de Asistencia de los Padres Camilianos. La jornada concluirá con la visita a la catedral patriarcal Svietyskhoveli de Mskheta.

Programa en Azerbaiyán

El Papa Francisco arribará el domingo 2 de octubre a Baku, capital de Azerbaiyán, donde celebrará la Misa en la iglesia de la Inmaculada en el Centro Salesiano. Después de almorzar con la comunidad salesiana irá al Palacio Presidencial de Genclik para visitar al Presidente Ilham Aliyev y encontrarse con las autoridades en el centro Heydar Aliyev.

Posteriormente tendrá un encuentro privado con el jeque de los musulmanes del Caúcaso en la mezquita Heidar Aliyev y luego se reunirá con el Obispo ortodoxo de Baku y con el presidente de la comunidad judía.

Después de la ceremonia de despedida en el aeropuerto de Baku, el Santo Padre emprenderá el vuelo de regreso a Ciampino a las 7:15 p.m. y llegará a Roma a las 10:00 p.m.

INTERESES OSCUROS SIGUEN DEVASTANDO SIRIA, DENUNCIA EL PAPA FRANCISCO


Intereses oscuros siguen devastando Siria, denuncia el Papa Francisco
Foto: Alan Holdren (ACI Prensa)




VATICANO, 29 Sep. 16 /  (ACI).- El Papa Francisco recibió este jueves a los miembros de los organismos caritativos católicos que trabajan para aliviar la crisis humanitaria en Siria, Irak y países limítrofes, que siguen sufriendo la violencia alentada por “la lógica de las armas” e “intereses oscuros”, que han provocado miles de muertos y millones de desplazados.

“A un año de distancia de nuestro último encuentro, debemos constatar con gran tristeza que, a pesar de los muchos esfuerzos prodigados en varios ambientes, la lógica de las armas y de la vejación, los intereses oscuros y la violencia continúan devastando estos países”, denunció el Pontífice.

En ese sentido, lamentó que hasta ahora no se haya sabido “poner fin a los extenuante sufrimientos y continuas violaciones de los derechos humanos. Las consecuencias dramáticas de la crisis son visibles”, una de cuyas expresiones es “el grave fenómeno migratorio”.

En ese sentido, Francisco agradeció a los organismos caritativos, reunidos en Roma en su quinto encuentro promovido por el Pontificio Consejo Cor Unum. El Pontífice afirmó que ellos son “un signo de gran esperanza, por lo cual quiero agradecerles”.


“Junto a ustedes, tantas personas anónimas –¡pero no para Dios!-, las cuales, especialmente en este año jubilar, rezan e interceden en silencio por las víctimas de los conflictos, sobre todo por los niños y los más débiles”. “¡En Alepo los niños deben beber agua contaminada!”, denunció”.

En la audiencia, donde también estuvo presente Staffan de Mistura, enviado especial del Secretario General de las Naciones Unidas para Siria, el Papa reiteró que la violencia genera más violencia y lleva a una “espiral de prepotencia e inercia”. Es un mal que “destruye por destruir” y por tanto signo del misterio de iniquidad que “está presente en el hombre y en la historia y que necesita ser redimido”.

Por tanto, afirmó, el trabajo de los operadores humanitarios, comprometidos en ayudar a tantas personas que sufren, es “un reflejo de la misericordia de Dios y por tanto un signo de que el mal tiene un límite y que no tiene la última palabra”.

Francisco reiteró su llamado a la comunidad internacional para que ponga todos los medios a fin de terminar con este conflicto. “Mi pedido se hace una oración cotidiana a Dios para que inspire las mentes y corazones de quienes tienen la responsabilidad política para que sepan renunciar a los intereses particulares y así alcanzar el bien más grande: la paz”.

Finalmente, el Pontífice recordó a la comunidad cristiana en Medio Oriente “que sufre las consecuencias de la violencia y miran con temor el futuro”.


“En medio de tanta oscuridad, estas Iglesias mantienen alta la lámpara de la fe, de la esperanza y la caridad. Ayudando con coraje y sin discriminación a quienes sufren y trabajando por la paz y la coexistencia, los cristianos de Medio Oriente son hoy signo concreto de la misericordia de Dios. A ellos va la admiración, el reconocimiento y el sostenimiento de la Iglesia universal”, expresó Francisco, que confió estas comunidades y a los que trabajan por las víctimas, a la intercesión de Santa Teresa de Calcuta, modelo de caridad y misericordia.

En estas zonas de conflicto trabajan 12.000 operadores católicos, que asisten a cuatro millones y medio de personas en Siria e Irak.

jueves, 29 de septiembre de 2016

PAPA FRANCISCO: AUNQUE HAYAS HECHO ALGO TERRIBLE, JESÚS TAMBIÉN TE PERDONA


Papa Francisco: Aunque hayas hecho algo terrible, ¡Jesús también te perdona!
Por Alvaro de Juana
 Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa




VATICANO, 28 Sep. 16 /  (ACI).- La Catequesis del Papa Francisco en la Audiencia General de este miércoles trató sobre el perdón en la cruz; habló del "buen" y el "mal" ladrón que fueron crucificados junto a Jesús y mandó un mensaje de esperanza al decir que a pesar del pecado que haya cometido uno, Dios le perdona si se acerca a Él y se arrepiente.

Francisco recordó el relato de la Pasión y las palabras de Jesús “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. “Jesús nos ha salvado permaneciendo en la cruz” y “allí se cumple su donación de amor que lleva siempre a nuestra salvación”, recordó.

“Muriendo en la cruz, inocente entre dos criminales, Él espera que la salvación de Dios pueda alcanzar a cualquier hombre en cualquier condición, también aunque sea la más negativa y dolorosa que pueda haber”.

El Papa señaló que “a quien está postrado en una cama de hospital, a quien vive encerrado en una prisión, a cuantos están atrapados por las guerras les digo: mirad al Crucificado; Dios está con vosotros, permanece con vosotros en la cruz y a todos se ofrece como Salvador. Dejad que la fuerza del Evangelio penetre en vuestro corazón y os consuele, os de esperanza y la íntima certeza de que ninguno está excluido de su perdón”.


Por otro lado, el “buen ladrón” pronuncia unas palabras que “son un maravilloso modelo de arrepentimiento, una catequesis concentrada para aprender a pedir perdón a Jesús”.

“No tiene miedo del amor de Dios, pero tiene ese respeto que se debe tener a Dios porque es Dios”, explicó el Papa. “El buen ladrón reclama la actitud fundamental que abre la confianza a Dios: la conciencia de su omnipotencia y de su infinita bondad” y esto “ayuda a hacer espacio a Dios y a confiar en su misericordia, también en la oscuridad más densa”.

En definitiva, “Jesús está sobre la cruz para estar con los culpables: a través de esta cercanía, Él ofrece su salvación”. Por tanto, “el buen ladrón se transforma en testimonio de la gracia, lo impensable ha sucedido: Dios me ha amado a tal punto que ha muerto sobre la cruz por mi”.

“La fe misma de este hombre es fruto de la gracia de Cristo: sus ojos contemplan en el Crucificado el amor de Dios por él, pobre pecador”, dijo el Santo Padre.

El relato de la Pasión termina cuando el buen ladrón le pide a Jesús se que acuerde de él en el Paraíso. “¡Cuánta ternura hay en esta expresión, cuánta humanidad!”. “Es la necesidad del ser humano de no ser abandonado, de que Dios esté siempre cerca suyo”, afirmó.


El Papa añadió que “un condenado a muerte se convierte en modelo del cristiano que se confía a Jesús, y también en modelo de la Iglesia”.

“En la hora de la cruz, la salvación de Cristo alcanza su culmen, y su promesa al buen ladrón revela el cumplimento de su misión: salvar a los pecadores”, concluyó el Papa.

PRUEBAS NUCLEARES DE COREA DEL NORTE PREOCUPAN AL PAPA FRANCISCO


Pruebas nucleares de Corea del Norte preocupan al Papa Francisco
Por Eduardo Berdejo
 Foto: Alan Holdren (ACI Prensa)



VATICANO, 27 Sep. 16 /  (ACI).- El Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, señaló que las tensiones generadas a nivel internacional por las pruebas nucleares de Corea del Norte preocupan al Papa Francisco.

“En respuesta a una pregunta sobre la delicada situación en la península coreana, puedo confirmar la preocupación del Santo Padre y la Santa Sede por las continuas tensiones en el área, a causa de las pruebas nucleares realizadas por Corea del Norte”, indicó Burke en un comunicado divulgado este martes.

Esta preocupación, añadió, “fue reiterada hoy por Mons. Antoine Camilleri, subsecretario de la Santa Sede para las relaciones con los estados”, durante el encuentro de la Agencia Internacional de Energía Atómica realizada en Viena.


El pasado 9 de septiembre el país comunista realizó su quinta prueba nuclear a través de una explosión subterránea que fue celebrada por su líder Kim Jong Un, quien hace caso omiso a las protestas de la comunidad internacional.

En marzo pasado el Consejo de Seguridad de la ONU emitió la resolución 2270 que contempló duras sanciones contra Corea del Norte luego de su cuarta prueba nuclear, realizada el 6 de enero de este año.

Ahora, tras la quinta prueba, el Consejo de Seguridad prepara una nueva resolución para forzar a Kim Jong Un a abandonar el desarrollo de armas nucleares.


Sin embargo, este 27 de septiembre el ministro de Unificación de Corea del Sur, Hong Yong-pyo, advirtió que "hay señales de que Pionyang (Corea del Norte) se prepara para realizar una nueva prueba de sus armas nucleares este año".

Según la agencia Yonhap, el nuevo ensayo podría ocurrir el 10 de octubre, cuando el régimen comunista celebre el 71° aniversario de la fundación del Partido del Trabajo de Corea, una fecha que puede ser usada como pretexto para llevar a cabo la sexta prueba nuclear o lanzar un misil balístico intercontinental.

PAPA FRANCISCO MUESTRA SU TRISTEZA POR MUERTE DE SHIMON PERES, PRESIDENTE DE ISRAEL


El Papa muestra su tristeza por muerte de Shimon Peres, presidente de Israel
Por Alvaro de Juana
Foto:  L'Osservatore Romano


VATICANO, 28 Sep. 16 /  (ACI).- El Papa Francisco ha enviado un telegrama de condolencias por la muerte a los 93 años del que fuera presidente de Israel, Shimon Peres, al actual presidente de esta nación, Reuven Rivlin.

En el texto, el Santo Padre afirma que “me ha entristecido profundamente la noticia de la muerte de su excelencia Shimon Peres, y deseo transmitir a usted ya todo el pueblo de Israel mi más sentido pésame”.

Francisco asegura que recuerda “con cariño mi tiempo con Peres en el Vaticano y renovar mi gran aprecio por los esfuerzos incansables del fallecido presidente en favor de la paz”.

El Santo Padre desea también que “su memoria y muchos años de el servicio nos inspirará a trabajar cada vez con mayor urgencia por la paz y la reconciliación entre pueblos”.

“Con la seguridad de mis oraciones por todos los que lloran, especialmente para la familia de Peres, invoco las bendiciones divinas del consuelo y la fuerza sobre la nación”, indica.

CATEQUESIS DEL PAPA FRANCISCO SOBRE EL PERDÓN DE JESÚS EN LA CRUZ


TEXTO Catequesis Papa Francisco sobre el perdón de Jesús en la cruz
Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa
VATICANO, 28 Sep. 16 /  (ACI).- El Papa Francisco dedicó la catequesis del miércoles a la crucifixión de Jesús y la salvación que ha donado a todos los hombres con su muerte y resurrección.

“En la cruz, el último acto confirma la realización de este diseño salvífico. Desde el inicio y hasta el final Él se ha revelado Misericordia, se ha revelado la encarnación definitiva e irrepetible del amor del Padre. Jesús es de verdad el rosto de la misericordia del Padre”, explicó el Pontífice.

A continuación, el texto completo de la catequesis del Papa:


Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Las palabras que Jesús pronuncia durante su Pasión encuentran su culmen en el perdón. Las palabras de Jesús encuentran su culmen en el perdón. Jesús perdona: «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen» (Lc 23,34). No sólo son palabras, porque se hacen un acto concreto en el perdón ofrecido al “buen ladrón”, que estaba junto a Él. San Lucas narra de dos ladrones crucificados con Jesús, los cuales se dirigen a Él con actitudes opuestas.

El primero lo insulta, como lo insultaba toda la gente, ahí, como hacen los jefes del pueblo, pero este pobre hombre, llevado por la desesperación: « ¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros» (Lc 23,39). Este grito testimonia la angustia del hombre ante el misterio de la muerte y la trágica conciencia que sólo Dios puede ser la respuesta liberadora: por eso es impensable que el Mesías, el enviado de Dios, pueda estar en la cruz sin hacer nada para salvarse. Y no entendían esto. No entendían el misterio del sacrificio de Jesús. Y en cambio, Jesús nos ha salvado permaneciendo en la cruz. Y todos nosotros sabemos que no es fácil “permanecer en la cruz”, en nuestras pequeñas cruces de cada día: no es fácil. Él, en esta gran cruz, en este gran sufrimiento, se quedó así y ahí nos ha mostrado su omnipotencia y ahí nos ha perdonado. Ahí se cumple su donación de amor y surge para siempre nuestra salvación. Muriendo en la cruz, inocente entre dos criminales, Él testimonia que la salvación de Dios puede alcanzar a todo hombre en cualquier condición, incluso en la más negativa y dolorosa.

La salvación de Dios es para todos: ¡para todos! Ninguno es excluido. Y la oferta es para todos. Por esto el Jubileo es el tiempo de gracia y de misericordia para todos, buenos y malos, para aquellos que están bien y para aquellos que sufren. Pero acuérdense de aquella parábola que narra Jesús en la fiesta de bodas de un hijo de un poderoso de la tierra: cuando los invitados no querían ir, dice a sus servidores: “Vayan al cruce de los caminos, llamen a todos, buenos y malos…”.

Todos somos llamados: buenos y malos. La Iglesia no es solamente para los buenos o para aquellos que parecen buenos o se creen buenos; la Iglesia es para todos, y preferiblemente para los malos, porque la Iglesia es misericordia. Y este tiempo de gracia y de misericordia nos hace recordar que ¡nada nos puede separar del amor de Cristo! (Cfr. Rm 8,39). Para quien esta inmovilizado en una cama de un hospital, para quien vive cerrado en una prisión, para cuantos están atrapados por las guerras, yo digo: miren el Crucifijo; Dios está con nosotros, permanece con ustedes en la cruz y a todos se ofrece como Salvador. Él nos acompaña, a todos nosotros, a ustedes que sufren tanto, crucificado por ustedes, por nosotros, por todos. Dejen que la fuerza del Evangelio penetre en sus corazones y los consuele, les de esperanza y la íntima certeza que ninguno es excluido de su perdón. Pero ustedes pueden preguntarme: “Pero Padre, ¿Quién que ha hecho las cosas más malas en la vida, tiene la posibilidad de ser perdonado?” “¡Sí! Si: ninguno está excluido del perdón de Dios. Solamente quien se acerca a Jesús, arrepentido y con las aganas de ser abrazado”.

Este era el primer ladrón. El otro es el llamado “buen ladrón”. Sus palabras son un maravilloso modelo de arrepentimiento, una catequesis concentrada para aprender a pedir perdón a Jesús. Primero, él se dirige a su compañero: «Pero tú, ¿No tienes temor de Dios, tú que sufres la misma pena que él? ?» (Lc 23,40). Así subraya el punto de partida del arrepentimiento: el temor de Dios. No el miedo de Dios, no: el temor filial de Dios. No es el miedo, sino aquel respeto que se debe a Dios porque Él es Dios. Es un respeto filial porque Él es Padre. El buen ladrón evoca la actitud fundamental que abre a la confianza en Dios: la conciencia de su omnipotencia y de su infinita bondad. Es este respeto confiado que ayuda a hacer espacio a Dios y a encomendarse a su misericordia.


Luego, el buen ladrón declara la inocencia de Jesús y confiesa abiertamente su propia culpa: «Nosotros la sufrimos justamente, porque pagamos nuestras culpas, pero él no ha hecho nada malo» (Lc 23,41): así dice. Por lo tanto, Jesús está ahí en la cruz para estar con los culpables: a través de esta cercanía, Él ofrece a ellos la salvación. Lo que es un escándalo para los jefes y para el primer ladrón, para aquellos que estaban ahí y se burlaban de Jesús, esto en cambio es el fundamento de su fe. Y así el buen ladrón se convierte en testigo de la Gracia; lo impensable ha sucedido: Dios me ha amado a tal punto que ha muerto en la cruz por mí. La fe misma de este hombre es fruto de la gracia de Cristo: sus ojos contemplan en el Crucificado el amor de Dios por él, pobre pecador. Es verdad, era ladrón, era un ladrón: es verdad. Había robado toda su vida. Pero al final, arrepentido de aquello que había hecho, mirando a Jesús tan bueno y misericordioso ha logrado robarse el cielo: ¡éste es un buen ladrón!

Finalmente, el buen ladrón se dirige directamente a Jesús, invocando su ayuda: «Jesús, acuérdate de mí cuando vengas a establecer tu Reino» (Lc 23,42). Lo llama por nombre, “Jesús”, con confianza, y así confiesa lo que este nombre indica: “el Señor salva”: esto significa “Jesús”. Aquel hombre pide a Jesús que se recuerde de él. ¡Cuánta ternura en esta expresión, cuánta humanidad! Es la necesidad del ser humano de no ser abandonado, que Dios le esté siempre cercano. De este modo un condenado a muerte se convierte en modelo del cristiano que confía en Jesús. Esto es profundo: un condenado a muerte es un modelo para nosotros. Un modelo de un hombre, de un cristiano que confía en Jesús; y también modelo de la Iglesia que en la liturgia muchas veces invoca al Señor diciendo: “Recuérdate… Recuérdate… Recuérdate de tu amor…”.

Mientras el buen ladrón habla en futuro: «Cuando vengas a establecer tu Reino», la respuesta de Jesús no se hace esperar; habla en presente: «Hoy estarás conmigo en el Paraíso» (v. 43). En la hora de la cruz, la salvación de Cristo alcanza su culmen; y su promesa al buen ladrón revela el cumplimiento de su misión: es decir, salvar a los pecadores. Al inicio de su ministerio, en la sinagoga de Nazaret, Jesús había proclamado: «la liberación a los cautivos» (Lc 4,18); en Jericó, en la casa del publicano Zaqueo, había declarado que «el Hijo del hombre – es decir, Él – vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido» (Lc 19,9). En la cruz, el último acto confirma la realización de este diseño salvífico. Desde el inicio y hasta el final Él se ha revelado Misericordia, se ha revelado la encarnación definitiva e irrepetible del amor del Padre. Jesús es de verdad el rosto de la misericordia del Padre. Y el buen ladrón lo ha llamado por nombre: “Jesús”. Es una oración breve, y todos nosotros podemos hacerla durante la jornada muchas veces: “Jesús”. “Jesús”, simplemente. Hagámosla juntos tres veces, todos juntos, vamos: “Jesús”, Jesús, Jesús”. Y así háganlo durante todo el día. Gracias.

PAPA CONDENA BOMBARDEOS SOBRE ALEPO, TENDRÁN QUE RENDIR CUENTAS A DIOS


Papa condena bombardeos sobre Alepo: Tendrán que rendir cuentas a Dios
Por Alvaro de Juana



VATICANO, 28 Sep. 16 /  (ACI).- “¡Tendrán que rendir cuentas a Dios!”, fue la advertencia que lanzó este miércoles el Papa Francisco a los responsables de los bombardeos sobre la ciudad siria de Alepo, que sigue generando más muertes de civiles y niños inocentes.


"Mi llamado a la conciencia de los responsables de los bombardeos, que ¡tendrán que rendir cuentas a Dios!", expresó el Pontífice al término de la Audiencia General en la Plaza de San Pedro, al manifestar nuevamente su preocupación por las consecuencias del conflicto en Siria que ya va por su quinto año y que ha provocado más de 300.000 muertos y millones de desplazados.


Francisco señaló que “continúan llegándome noticias dramáticas sobre lo que le ocurre a la población de Alepo, a la que me siento unido en el sufrimiento, a través de la oración y de la cercanía espiritual”.

“Al expresar el profundo dolor y la viva preocupación por cuanto sucede en esta ciudad maltratada, donde mueren niños, ancianos, enfermos, jóvenes, viejos, muchos…renuevo a todos el llamado a comprometerse con todas las fuerzas en la protección de los civiles, lo que es una obligación imperativa y urgente”, exhortó.

Siria vive una cruenta guerra que cuenta además con la presencia de los terroristas islamistas del autodenominado Estado Islámico y de Fath al-Sham.

En los últimos días, las fuerzas del régimen sirio y sus aliados rusos intensificaron las operaciones contra las milicias rebeldes que controlan la parte este de Alepo. Las fuerzas de infantería gubernamentales lanzaron ataques coordinados en cuatro frentes con apoyo aéreo y de vehículos blindados. Además, el Gobierno de Damasco se atribuyó la conquista de un barrio, pero la oposición dijo haber rechazado la incursión.

lunes, 26 de septiembre de 2016

PAPA FRANCISCO LLEVARÁ ESPERANZA A LOS POCOS CATÓLICOS EN GEORGIA Y AZERBAIYÁN


El Papa llevará esperanza a los pocos católicos de Georgia y Azerbaiyán en próximo viaje
Por Alvaro de Juana


VATICANO, 26 Sep. 16 /  (ACI).- El Papa Francisco emprende del 30 de septiembre al 2 de octubre una visita apostólica en Georgia y Azerbaiyán, en Europa oriental. Se trata de su viaje internacional número 14 y de la segunda parte del que ya efectuó el pasado mes de junio a Armenia. Será una visita de un marcado carácter ecuménico.

Georgia

Este pequeño país tiene una superficie de 69.700 km2 y una población de unos 4 millones y medio de habitantes de los cuales 112.000 son católicos.

En este país hay 32 parroquias, 2 obispos, 14 sacerdotes diocesanos y 14 sacerdotes religiosos. También hay 37 religiosas y 10 misioneros laicos, así como 45 catequistas.

En la actualidad se forman en este país 2 seminaristas menores y 12 seminaristas mayores.

Las escuelas maternas o de primaria que pertenecen a la Iglesia son 2 (con unos 50 estudiantes) y solo hay una única universidad católica con cerca de 2010 alumnos.

Además, hay 9 ambulatorios que pertenecen a la Iglesia, 1 residencia de ancianos y 1 orfanato.

Azerbaiyán

Posee 86.600 km2 y una población de 9.642 de los cuales sólo 570 personas son católicas.

En Azerbaiyán existe 1 sola parroquia y 1 centro pastoral. Tiene a un vicario apostólico (no obispo) y 7 sacerdotes. Además, hay 3 religiosos que no son sacerdotes, 7 religiosas profesas, 2 misioneros laicos y 4 catequistas. Sólo hay 1 seminarista mayor.

Existe 1 casa para ancianos propiedad de la Iglesia católica.

PAPA FRANCISCO MUESTRA APOYO A MARCHA POR LA FAMILIA Y PIDE FIN DE LA VIOLENCIA EN MÉXICO


El Papa muestra apoyo a Marcha por la Familia y pide el fin de la violencia en México
Por Alvaro de Juana



VATICANO, 25 Sep. 16 /  (ACI).- El Papa Francisco mostró su total apoyo a la Marcha por la Familia que tuvo lugar en México este sábado 24 de septiembre, así como por la defensa de la vida en la nación, y pidió por el fin de la violencia en todo el país.

Así, después de presidir la Misa del Jubileo de los Catequistas y antes de rezar el Ángelus dijo: “me asocio de buena gana a los Obispos de México para sostener el compromiso de la Iglesia y de la sociedad civil en favor de la familia y de la vida, que en este tiempo requieren especial atención pastoral y cultural en todo el mundo”.

“Y además, aseguro mi oración por el querido pueblo mexicano, para que cese la violencia que en estos días ha golpeado también a algunos sacerdotes”, sostuvo el Papa.


Desde el mediodía de este sábado 24 de septiembre, más de 400 mil personas de todo el país participaron en la multitudinaria Marcha por la Familia realizada en Ciudad de México.

Entre los principales pedidos de los organizadores están la protección de la familia constituida sobre el matrimonio formado por un hombre y una mujer, el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones, y el rechazo a la imposición de la ideología de género por parte del gobierno.

Por otro lado, las autoridades del estado mexicano de Veracruz informaron que dos sacerdotes católicos fueron secuestrados y asesinados por hombres armados el 19 de septiembre.

El lunes 19 también fue secuestrado el P. José Alfredo López Guillén, sacerdote de la Diócesis de Morelia. La denuncia fue hecha por el Arzobispo local, Cardenal Alberto Suárez Inda, el jueves 22 de septiembre. 

EL PAPA EN JUBILEO DE LOS CATEQUISTAS: EL CRISTIANO ESTÁ LLAMADO A HACER HISTORIA


El Papa en Jubileo de los Catequistas: El cristiano está llamado a hacer historia
Por Alvaro de Juana
Daniel Ibáñez / ACI Prensa



VATICANO, 25 Sep. 16 / ACI).- El Papa Francisco celebró el Jubileo de los Catequistas con una Misa en la Plaza de San Pedro a la que asistieron catequistas de todo el mundo y a los que aseguró que el cristiano está llamado a hacer historia, sin embargo, el que vive todo para sí no.

Francisco comentó en su homilía la liturgia de la Palabra y afirmó que San Pablo “parece que quiere que fijemos nuestros ojos fijos en lo que es esencial para la fe”. “No recomienda una gran cantidad de puntos y aspectos, sino que subraya el centro de la fe. Este centro, alrededor del cual gira todo, este corazón que late y da vida a todo es el anuncio pascual, el primer anuncio: el Señor Jesús ha resucitado, el Señor Jesús te ama, ha dado su vida por ti; resucitado y vivo, está a tu lado y te espera todos los días”.

El Papa invitó a no olvidarlo y aseguró que “se nos pide que no dejemos de poner por encima de todo el anuncio principal de la fe: el Señor ha resucitado”.

“No hay un contenido más importante, nada es más sólido y actual. Cada aspecto de la fe es hermoso si permanece unido a este centro, si está permeado por el anuncio pascual. Si se le aísla, pierde sentido y fuerza”.

El Pontífice explicó que “a Dios-Amor se le anuncia amando: no a fuerza de convencer, nunca imponiendo la verdad, ni mucho menos aferrándose con rigidez a alguna obligación religiosa o moral”.

“A Dios se le anuncia encontrando a las personas, teniendo en cuenta su historia y su camino. El Señor no es una idea, sino una persona viva: su mensaje llega a través del testimonio sencillo y veraz, con la escucha y la acogida, con la alegría que se difunde. No se anuncia bien a Jesús cuando se está triste; tampoco se transmite la belleza de Dios haciendo sólo bonitos sermones. Al Dios de la esperanza se le anuncia viviendo hoy el Evangelio de la caridad, sin miedo a dar testimonio de él incluso con nuevas formas de anuncio”.

Sobre el Evangelio que habla de la parábola del hombre rico, el Papa indicó que “nos ayuda a entender qué significa amar, sobre todo a evitar algunos peligros”.

“El rico, en verdad, no hace daño a nadie, no se dice que sea malo. Sin embargo, tiene una enfermedad peor que la de Lázaro, que estaba ‘cubierto de llagas’: este rico sufre una fuerte ceguera, porque no es capaz de ver más allá de su mundo, hecho de banquetes y ricos vestidos”.

“No ve más allá de la puerta de su casa, donde yace Lázaro, porque no le importa lo que sucede fuera. No ve con los ojos porque no siente con el corazón. En su corazón ha entrado la mundanidad que adormece el alma”.

En definitiva, “la mundanidad es como un ‘agujero negro’ que engulle el bien, que apaga el amor, porque lo devora todo en el propio yo”.

“Quien sufre esta grave ceguera adopta con frecuencia un comportamiento ‘estrábico’: mira con deferencia a las personas famosas, de alto nivel, admiradas por el mundo, y aparta la vista de tantos Lázaros de ahora, de los pobres y los que sufren, que son los predilectos del Señor”.


Por otro lado, “el hombre rico, en cambio, no tiene siquiera un nombre en la parábola; su vida cae en el olvido, porque el que vive para sí no construye la historia. La insensibilidad de hoy abre abismos infranqueables para siempre”.

Francisco también expresó que los cristianos “no somos profetas de desgracias que se complacen en denunciar peligros o extravíos; no somos personas que se atrincheran en su ambiente, lanzando juicios amargos contra la sociedad, la Iglesia, contra todo y todos, contaminando el mundo de negatividad. El escepticismo quejoso no es propio de quien tiene familiaridad con la Palabra de Dios”.

Al contrario, “el que proclama la esperanza de Jesús es portador de alegría y sabe ver más lejos, porque sabe mirar más allá del mal y de los problemas”. 

FRANCISCO RECUERDA A SACERDOTE ASESINADO POR LOS NAZIS Y PROCLAMADO BEATO EN ALEMANIA


Francisco recuerda a sacerdote asesinado por los nazis y proclamado beato en Alemania



VATICANO, 25 Sep. 16 /  (ACI).- El Papa Francisco recordó a un nuevo beato que fue proclamado en Alemania el sábado. Antes del rezo del Ángelus, el Pontífice señaló que “ayer en Wurzburgo, Alemania, fue proclamado Beato Engelmar Unzeitig, sacerdote de la Congregación de los Misioneros de Mariannhill. Asesinado por odio contra la fe en el campo de exterminio de Dachau, él contrapuso el amor al odio, respondió a la ferocidad con la mansedumbre”.

“Que su ejemplo nos ayude a ser testigos de caridad y de esperanza incluso en medio de las tribulaciones”, invitó.

El P. Unzeitig fue prisionero en el campo de extermino alemán entre 1941 y 1945. Fue deportado a Dachau en 1941 por haber denunciado el tratamiento que los nazis efectuaban a los hebreos.

Cuando estuvo en libertad sus predicaciones fueron controladas por los hombres de Hitler, razón principal por la que fue detenido y hecho prisionero, al igual que otros sacerdotes.

Entre 1938 y 1945 fueron deportados a Dachau 2.579 sacerdotes, seminaristas y religiosos, junto a 141 pastores protestantes y sacerdotes ortodoxos.

EN LA JORNADA MUNDIAL DEL SORDO, EL PAPA INVITA A ACOGERLOS Y AYUDARLOS


En la Jornada Mundial del Sordo, el Papa invita a acogerlos y ayudarlos
Crédito: Petrik Bohumil / ACI Prensa


VATICANO, 25 Sep. 16 / (ACI).- Antes del rezo del Ángelus desde la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco dirigió un saludo a todas las personas sordas, puesto que hoy se celebra la Jornada Mundial del Sordo.


“Deseo saludar a todas las personas sordas, también aquí representadas, y animarlas a dar su contribución por una Iglesia y una sociedad cada vez más capaces de acoger a todos”, dijo.

HOMILÍA DEL PAPA FRANCISCO EN LA SANTA MISA POR EL JUBILEO DE LOS CATEQUISTAS


TEXTO: Homilía del Papa Francisco en la Santa Misa por el Jubileo de los Catequistas
El Papa en la Misa. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa




VATICANO, 25 Sep. 16 / (ACI).- La Plaza de San Pedró acogió la Santa Misa con motivo del Jubileo de los Catequistas, uno de los eventos del Año Santo de la Misericordia. El Papa Francisco presidió la celebración y habló de la importancia de evangelizar con alegría.

"A Dios se le anuncia encontrando a las personas, teniendo en cuenta su historia y su camino. El Señor no es una idea, sino una persona viva: su mensaje llega a través del testimonio sencillo y veraz, con la escucha y la acogida, con la alegría que se difunde. No se anuncia bien a Jesús cuando se está triste; tampoco se transmite la belleza de Dios haciendo sólo bonitos sermones", afirmó.

A continuación el texto completo de la homilía del Papa:


El Apóstol Pablo, en la segunda lectura, dirige a Timoteo, y también a nosotros, algunas recomendaciones muy importantes para él. Entre otras, pide que se guarde «el mandamiento sin mancha ni reproche» (1 Tm 6,14). Habla sencillamente de un mandamiento. Parece que quiere que fijemos nuestros ojos fijos en lo que es esencial para la fe. San Pablo, en efecto, no recomienda una gran cantidad de puntos y aspectos, sino que subraya el centro de la fe. Este centro, alrededor del cual gira todo, este corazón que late y da vida a todo es el anuncio pascual, el primer anuncio: el Señor Jesús ha resucitado, el Señor Jesús te ama, ha dado su vida por ti; resucitado y vivo, está a tu lado y te espera todos los días. Nunca debemos olvidarlo. En este Jubileo de los catequistas, se nos pide que no dejemos de poner por encima de todo el anuncio principal de la fe: el Señor ha resucitado. No hay un contenido más importante, nada es más sólido y actual. Cada aspecto de la fe es hermoso si permanece unido a este centro, si está permeado por el anuncio pascual. Si se le aísla, pierde sentido y fuerza. Estamos llamados a vivir y a anunciar la novedad del amor del Señor: «Jesús te ama de verdad, tal y como eres. Déjale entrar: a pesar de las decepciones y heridas de la vida, dale la posibilidad de amarte. No te defraudará».

El mandamiento del que habla san Pablo nos lleva a pensar también en el mandamiento nuevo de Jesús: «Que os améis unos a otros como yo os he amado» (Jn 15,12). A Dios-Amor se le anuncia amando: no a fuerza de convencer, nunca imponiendo la verdad, ni mucho menos aferrándose con rigidez a alguna obligación religiosa o moral. A Dios se le anuncia encontrando a las personas, teniendo en cuenta su historia y su camino. El Señor no es una idea, sino una persona viva: su mensaje llega a través del testimonio sencillo y veraz, con la escucha y la acogida, con la alegría que se difunde. No se anuncia bien a Jesús cuando se está triste; tampoco se transmite la belleza de Dios haciendo sólo bonitos sermones. Al Dios de la esperanza se le anuncia viviendo hoy el Evangelio de la caridad, sin miedo a dar testimonio de él incluso con nuevas formas de anuncio.

El Evangelio de este domingo nos ayuda a entender qué significa amar, sobre todo a evitar algunos peligros. En la parábola se habla de un hombre rico que no se fija en Lázaro, un pobre que «estaba echado a su puerta» (Lc 16,20). El rico, en verdad, no hace daño a nadie, no se dice que sea malo. Sin embargo, tiene una enfermedad peor que la de Lázaro, que estaba «cubierto de llagas» (ibíd.): este rico sufre una fuerte ceguera, porque no es capaz de ver más allá de su mundo, hecho de banquetes y ricos vestidos. No ve más allá de la puerta de su casa, donde yace Lázaro, porque no le importa lo que sucede fuera. No ve con los ojos porque no siente con el corazón. En su corazón ha entrado la mundanidad que adormece el alma. La mundanidad es como un «agujero negro» que engulle el bien, que apaga el amor, porque lo devora todo en el propio yo. Entonces se ve sólo la apariencia y no se fija en los demás, porque se vuelve indiferente a todo. Quien sufre esta grave ceguera adopta con frecuencia un comportamiento «estrábico»: mira con deferencia a las personas famosas, de alto nivel, admiradas por el mundo, y aparta la vista de tantos Lázaros de ahora, de los pobres y los que sufren, que son los predilectos del Señor

Pero el Señor mira a los que el mundo abandona y descarta. Lázaro es el único personaje de las parábolas de Jesús al que se le llama por su nombre. Su nombre significa «Dios ayuda». Dios no lo olvida, lo acogerá en el banquete de su Reino, junto con Abraham, en una profunda comunión de afectos. El hombre rico, en cambio, no tiene siquiera un nombre en la parábola; su vida cae en el olvido, porque el que vive para sí no construye la historia. La insensibilidad de hoy abre abismos infranqueables para siempre.

En la parábola vemos otro aspecto, un contraste. La vida de este hombre sin nombre se describe como opulenta y presuntuosa: es una continua reivindicación de necesidades y derechos. Incluso después de la muerte insiste para que lo ayuden y pretende su interés. La pobreza de Lázaro, sin embargo, se manifiesta con gran dignidad: de su boca no salen lamentos, protestas o palabras despectivas. Es una valiosa lección: como servidores de la palabra de Jesús, estamos llamados a no hacer alarde de apariencia y a no buscar la gloria; ni tampoco podemos estar tristes y disgustados. No somos profetas de desgracias que se complacen en denunciar peligros o extravíos; no somos personas que se atrincheran en su ambiente, lanzando juicios amargos contra la sociedad, la Iglesia, contra todo y todos, contaminando el mundo de negatividad. El escepticismo quejoso no es propio de quien tiene familiaridad con la Palabra de Dios.


El que proclama la esperanza de Jesús es portador de alegría y sabe ver más lejos, porque sabe mirar más allá del mal y de los problemas. Al mismo tiempo, ve bien de cerca, pues está atento al prójimo y a sus necesidades. El Señor nos lo pide hoy: ante los muchos Lázaros que vemos, estamos llamados a inquietarnos, a buscar caminos para encontrar y ayudar, sin delegar siempre en otros o decir: «Te ayudaré mañana». El tiempo para ayudar es tiempo regalado a Jesús, es amor que permanece: es nuestro tesoro en el cielo, que nos ganamos aquí en la tierra.

En conclusión, que el Señor nos conceda la gracia de vernos renovados cada día por la alegría del primer anuncio: Jesús nos ama personalmente. Que nos dé la fuerza para vivir y anunciar el mandamiento del amor, superando la ceguera de la apariencia y las tristezas del mundo. Que nos vuelva sensibles a los pobres, que no son un apéndice del Evangelio, sino una página central, siempre abierta ante nosotros.

JESÚS ESTÁ PRESENTE EN LOS ENFERMOS Y EN AQUELLOS QUE SUFREN


Jesús está presente en los enfermos y en aquellos que sufren, asegura el Papa


VATICANO, 24 Sep. 16 /  (ACI).- El Papa Francisco recibió a las Hermanas Hospitalarias de la Misericordia, Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por la Sierva de Dios Princesa Teresa Orsini Doria, y les pidió continuar atendiendo a los enfermos pues en ellos está Jesús.

El Santo Padre les pidió que nunca se rindan ante su “precioso servicio, a pesar de las dificultades que puedan encontrar”. “No se cansen de ser amigas, hermanas y madres de los enfermos. Que la oración sea siempre la linfa que sostenga vuestra misión evangelizadora”, señaló.


En el encuentro con Francisco participaron unas 130 religiosas. El Papa, entre otras cosas, les recordó que ellas son un “signo concreto de la misericordia” y que ante la debilidad de la enfermedad “no pueden haber distinciones de estado social, raza, lengua y cultura”.

“Cuando se acercan a cada enfermo tienen en el corazón la paz y la alegría que son el fruto del Espíritu Santo. Sobre aquella cama de hospital siempre yace Jesús, presente en aquella persona que sufre y es Él quien pide ayuda a cada uno de ustedes. Es Jesús. A veces uno puede pensar: ‘algunos enfermos molestan’. ¡Pero también nosotros molestamos al Señor, y nos soporta y nos acompaña! Que la cercanía de Jesús a los más débiles sea vuestra fuerza”, pidió Francisco.

El carisma de las Hermanas Hospitalarias de la Misericordia radica en vivir la misericordia, sobre todo con la asistencia a los enfermos, de este modo profesan un cuarto voto de hospitalidad que las obliga a la atención de cualquier hermano afectado física, moral o espiritualmente.

sábado, 24 de septiembre de 2016

CRISTO ELIGIÓ AL PADRE PÍO PARA REVIVIR SU PASIÓN, DICE CARDENAL EN SAN GIOVANNI ROTONDO


Cristo eligió al Padre Pío para revivir su pasión, dice Cardenal en San Giovanni Rotondo


 (ACI).- En la Misa que presidió este viernes 23 de septiembre por la fiesta de San Pío de Pietrelcina en la localidad de San Giovanni Rotondo, lugar al que el santo llegó hace 100 años, el Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana y Arzobispo de Génova, Cardenal Angelo Bagnasco, afirmó que el querido fraile de los estigmas logró “entrar en la comprensión de las cosas de Dios, de su corazón” y fue “un reflejo de la misericordia” del Señor.

Los estigmas que recibió, dijo el Cardenal, fueron “el signo de un destino, siendo elegido por Cristo para revivir su pasión el Padre Pío se convirtió en un espectáculo para el mundo. El Padre Pío, simple de corazón, entra en la compresión de las cosas de Dios, de su corazón. Entra en un mundo distinto, el del espíritu”.

En ese sentido preguntó: “¿En qué clase de mundo vivimos? ¿Cómo razonamos?  ¿Con qué criterios actuamos, con qué sentimientos amamos? ¿De qué mundo somos ciudadanos?”. El Purpurado señaló que “estamos en los confines entre el cielo y la tierra. ¡Cómo es de grande y dramática nuestra situación en el límite! Aquella sutil insatisfacción que nos acompaña es un recordatorio de Dios y del su celo de amor”.

El Cardenal dijo que la fe “no se trata de salir del mundo sino de vivirla en un modo divino y no mundano” y advirtió que “no nos dejemos confundir por la mentalidad corriente: creer en Dios, pero vivir como si no existiera”.

“El Padre Pío ha vivido la vía dolorosa, la vía de la Pascua. Tiene horror del mal que desfigura la belleza de Dios, del mal que acaba con la alegría y trae la infelicidad”, indicó y dijo que “parece que hoy no hay pecado ¿Tenemos una noción de lo que es? Es por eso que Jesús se encarnó. Para salvarnos del pecado, no de otra cosa”.

“Burlarse con condescendencia de la realidad del pecado como algo pasado de moda significa vaciar el misterio de la cruz. Debemos afinar el alma, no banalizarnos con el mal o el bien, no todo es equivalente. Si se pierde la conciencia del mal moral la salvación pierde su sentido y se convierte en una palabra que ya no nos conmueve”, explicó el Purpurado.

El Arzobispo recordó que “no debemos olvidar que el signo se refiere al misterio escondido en lo cotidiano, de un misterio que espera ser descubierto y visto con un remezón del alma y acogido con alegría. Cada bautizado debe ser signo en el mundo, debe ser la brecha de un mundo diferente y bello, invisible y real ¿Pero, somos conscientes de esto? ¿Nos sentimos enviados como una gracia?”

“El Padre Pío vive en el esfuerzo por ganar para Dios a todos los hermanos. Ama a los pecadores a tal punto de recibir los estigmas, don y misterio. Participa de la redención de Cristo. Recorre los pasos del Señor”, expresó.

Por otro lado, el Cardenal Bagnasco habló sobre la importancia que tenían para el Padre Pío los grupos de oración: “son pequeñas células de vida eclesial. Con la oración tenemos el corazón abierto al Señor porque el mundo invisible continúa abrazando al visible y tiene una necesidad ilimitada de ternura y esperanza”.

“La oración y la Eucaristía empujan a incendiar el mundo. Esta intimidad con el fuego de Cristo que nos permite realizar obras de misericordia”, expresó.

“Al que cree que es indigno, al que no cree le repetimos lo que el Padre Pío decía: ‘Hijo mío, ¡Dios cree en ti!’ Son palabras que todos necesitamos escuchar porque estamos tentados por la banalidad de la vida’”.    

Traducido por María Ximena Rondón. Publicado originalmente en ACI Stampa.

PAPA FRANCISCO SE REÚNE CON VÍCTIMAS DEL ATAQUE EN NIZA


El Papa se reúne con víctimas del ataque en Niza: Debemos responder con perdón y amor
Por Alvaro de Juana

(ACI).- El Papa Francisco acogió esta mañana en el Aula Pablo VI del Vaticano a un grupo familiares de las víctimas del ataque terrorista perpetrado el jueves 14 de julio en la ciudad francesa de Niza cuando un yihadista arrolló a 86 personas y dejó numerosos heridos mientras celebraban la fiesta nacional junto al mar.

El encuentro fue breve, muy emotivo y duro, con muchos de los familiares –algunos de ellos musulmanes pues las víctimas también lo eran– vestidos de negro en señal de luto. Muchos de ellos mostraron su emoción al escuchar las palabras del Papa, y un coro de Niza realizó algunos cantos solemnes que interrumpieron en pocas ocasiones el silencio absoluto en el que se desenvolvió en encuentro, sobre todo cuando saludó uno a uno a los familiares.

“Cuando las tentaciones de replegarse sobre sí mismo, o de responder al odio con el odio y a la violencia con la violencia es grande, una auténtica conversión del corazón es necesaria”, advirtió en su discurso.

Francisco explicó que “se puede responder a los ataques del demonio solo con las obras de Dios que son el perdón, el amor y el respeto por el prójimo, aunque sea diferente”.

“Con viva emoción os encuentro a vosotros, que sufrís en vuestro cuerpo o en vuestro ánimo porque, una tarde de fiesta, la violencia os golpeó ciegamente, a vosotros o a alguno de vuestros seres queridos, independientemente del origen o la religión”.


Francisco expresó el deseo de “compartir vuestro dolor, un dolor que se hace todavía más fuerte cuando pienso en los niños, y todas las familias completas cuya vida ha sido desgarrada de improviso y de forma tan dramática”. “A cada uno de vosotros os aseguro mi compasión, mi cercanía y mi oración”, destacó.

El Papa afirmó que invoca “a nuestro Padre celeste, Padre de todos, para que acoja consigo a vuestros seres queridos difuntos, para que encuentren rápido el descanso y la alegría de la vida eterna”.

“Para nosotros los cristianos, el fundamento de la esperanza es Jesucristo muerto y resucitado”, añadió. “Que la certeza de la vida eterna, que pertenece también a creyentes de otras religiones, sea consuelo en el curso de la vida, y constituya un motivo de perseverancia para continuar con coraje vuestro camino en la tierra”.

El Santo Padre también se refirió a los heridos y manifestó que reza “al Dios de misericordia” por todos ellos, algunos de los cuales “han sido atrozmente mutilados, en la carne o en el espíritu, y no me olvido de todos aquellos que por eso no han podido venir o se encuentran todavía en el hospital”.

“El drama que ha conocido la ciudad de Niza ha suscitado para todo significativos gestos de solidaridad y de acompañamiento”, explicó. Por ello, “agradezco a todas las personas que, inmediatamente socorrieron a las víctimas, o que hasta el día de hoy y seguramente durante mucho tiempo, se dedican a ayudar y acompañar a las familias”.

El Papa habló también de las relaciones entre las distintas confesiones religiosas y manifestó que “establecer un diálogo sincero y relaciones fraternas entre todos, en particular con quienes confiesan a un Dios único y misericordioso, es una prioridad urgente que los responsables, sean políticos o religiosos”.

Francisco saludó después uno a uno a los familiares de las víctimas y también a algunos sobrevivientes. Muchos lloraron cuando tuvieron delante a Francisco y también le enseñaron fotografías de los seres queridos que perdieron la vida en el atentado. El Papa también bendijo objetos personales de las víctimas que los familiares le fueron enseñando. Cuando terminó, todos los presentes rompieron el silencio y aplaudieron durante largo rato al Papa, al tiempo que este abandonaba el Aula.


Algunos de los presentes están todavía heridos y otros muchos permanecen en tratamiento psicológico. La delegación estuvo encabezada por el alcalde de Niza, Philipe Pradal; el presidente de la región Provenza, Alpes y Costa Azul, Christian Estrosi; el obispo de Niza, André Marceau, y varios representantes de la asociación del diálogo interreligioso “Alpes Maritimes Fraternitè”.

La noche del 14 de julio, el tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel condujo un camión sobre una multitud reunida en el malecón de Niza, el Paseo de los Ingleses, que asistía a los fuegos artificiales de la fiesta nacional. El ataque provocó también unos 303 heridos.

Entonces el Papa manifestó su solidaridad con las víctimas y todo el pueblo francés, además de condenar de la manera más absoluta “toda manifestación de locura homicida, de odio, de terrorismo, de ataque contra la paz”.

Poco después del terrible ataque, el Papa Francisco manifestó su repulsa y condena y aseguró oraciones para todas las víctimas y sus familiares.

JESÚS ESTÁ PRESENTE EN LOS ENFERMOS Y EN AQUELLOS QUE SUFREN, ASEGURA EL PAPA FRANCISCO


Jesús está presente en los enfermos y en aquellos que sufren, asegura el Papa

 (ACI).- El Papa Francisco recibió a las Hermanas Hospitalarias de la Misericordia, Instituto Religioso de Derecho Pontificio fundado por la Sierva de Dios Princesa Teresa Orsini Doria, y les pidió continuar atendiendo a los enfermos pues en ellos está Jesús.

El Santo Padre les pidió que nunca se rindan ante su “precioso servicio, a pesar de las dificultades que puedan encontrar”. “No se cansen de ser amigas, hermanas y madres de los enfermos. Que la oración sea siempre la linfa que sostenga vuestra misión evangelizadora”, señaló.

En el encuentro con Francisco participaron unas 130 religiosas. El Papa, entre otras cosas, les recordó que ellas son un “signo concreto de la misericordia” y que ante la debilidad de la enfermedad “no pueden haber distinciones de estado social, raza, lengua y cultura”.

“Cuando se acercan a cada enfermo tienen en el corazón la paz y la alegría que son el fruto del Espíritu Santo. Sobre aquella cama de hospital siempre yace Jesús, presente en aquella persona que sufre y es Él quien pide ayuda a cada uno de ustedes. Es Jesús. A veces uno puede pensar: ‘algunos enfermos molestan’. ¡Pero también nosotros molestamos al Señor, y nos soporta y nos acompaña! Que la cercanía de Jesús a los más débiles sea vuestra fuerza”, pidió Francisco.

El carisma de las Hermanas Hospitalarias de la Misericordia radica en vivir la misericordia, sobre todo con la asistencia a los enfermos, de este modo profesan un cuarto voto de hospitalidad que las obliga a la atención de cualquier hermano afectado física, moral o espiritualmente.